¿100 días de primavera o 100 días de soledad?

Los aciertos y errores de un gobierno pueden medirse de diferentes formas. Sin embargo, el gobierno de Semilla ha recibido ataques y bloqueos en cada paso que han intentado dar. Aún así, no quiere decir que no se deba juzgar si estos 100 días se han tomado acciones correctas, o sólo han sido pasivos frente a un sistema que evidentemente no quiere dejarlos gobernar.

"El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad".

Gabriel García Marquez, 100 años de soledad.

Y así, poético, pareciera que llegan estos primeros 100 días de gobierno en Guatemala. El tiempo pasa y desde aquel lejano, duro y tardío 14 de enero, han pasado casi 100 días. El umbral, la meta, el primer punto de análisis de un gobierno. Muchos ya habrán hecho diferentes análisis con respecto a esto, pero creo justo retomarlo para ver a que ha llegado el Gobierno de la Nueva Primavera en Guatemala. 

No hay que ser realmente analistas para concluir algo que quizá no es fácil de ver, pero hay que decirlo: Semilla ha sido demasiado idealista. Y no quiero decir que no haya hecho las cosas bien, al contrario. Pero sí considero que ni ellos tenían la certeza de alcanzar y llegar tan lejos como lo han hecho. 

Han sido pasivos en algunas decisiones. Las exigencias del pueblo son claras: retomar el sistema de justicia, para traer la certeza a un país hundido por la propia cobardía de quienes juraron defenderlo. Resolver la crisis de salud y educación también es otro grito claro de los guatemaltecos, así como elevar la economía y traer estabilidad en general al país.

Considero que ha tenido sus avances, pero se les ha visto tibios frente a los problemas y a las tomas de decisiones. La destitución de la ministra de ambiente solo es un reflejo que no están dispuestos a jugar con las mismas reglas y claramente, la sociedad está siendo escuchada a través de las redes sociales. Pero Arévalo y su equipo, han sido diplomáticos, unos caballeros en una guerra de misiles y fusiles. Nadie dijo que ellos se iban a vender a hacer las mismas jugadas oscuras que han venido haciendo todos los actores de este disfuncional sistema, pero quizá se ha pecado de lentitud y respeto, cuando la gente les ha exigido garra. 

Claro está, que esto no es un análisis profundo de estos casi 100 días de gobierno, pero es un llamado a la reflexión a cada uno de los lectores de esta columna. Semilla se vendió como los diferentes, como la nueva primavera y la resurrección de la democracia. Por tanto, han hecho las cosas diferentes, a un estilo que demuestra que ellos quieren imponer las reglas justas para un sistema justo. Sin embargo, ¿eso es posible en Guatemala? ¿Realmente tenemos un sistema justo que permite a todos jugar y obtener lo que se merece?

Claramente no es así, pero eso no implica que no pueda cambiar la balanza. 

Era obvio, que más allá de lo que pase en los siguientes años, Semilla era la única opción que traía de vuelta un poco de oxígeno a este país azotado por el olvido político. Nadie dijo que sería fácil. Y aunque han tenido sus aciertos, también han tenido sus fallos, donde claramente, la oposición se ha aprovechado para generar dudas en un proyecto que, sigo diciendo, resulta de los mejores para el país por todas sus implicaciones. 

Espero de verdad, no pequen de idealistas y también saquen un poco la garra que se les ha pedido. Que realmente luchen para ganar una batalla que, aparentemente, les están ganando. 

Solo el tiempo dictará sentencia.

Ahora bien, les pregunto ¿estos han sido 100 días de primavera o 100 días de soledad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

Alcalde, Síndico o Concejal

¿Es el Alcalde o Alcaldesa la “máxima autoridad” en un municipio? NO.La máxima autoridad en un municipio es el Concejo Municipal. Empecemos por conocer cuáles son los elementos de un municipio, tal como lo establece el artículo 8 del Código Municipal:
Leer más
Leer más

¿Cómo funciona la minería en Guatemala?

El origen de la minería recae sobre los habitantes prehispánicos que empezaban a utilizar algunos minerales y rocas para la fabricación de herramientas y artículos ostentosos. Para las sociedades antiguas, la adquisición y transformación de estas materias primas era importante, a tal grado, que actualmente se puede observar el nivel tecnológico
Leer más