¡Ábrete, Sésamo! Perspectivas críticas sobre el Parlamento Centroamericano

El exmandatario Alejandro Giammattei fue juramentado en el PARLACEN y como cada cuatro años, se reaviva la discusión de este organismo ¿Qué es el PARLACEN? ¿Para qué sirve? Estas críticas serán analizadas para explorar la denominada “Cueva de los ladrones”.

“Una cueva de ladrones”; este fue el calificativo que utilizó en 2009 el expresidente de la República de Panamá, Ricardo Martinelli para referirse al Parlamento Centroamericano (PARLACEN). Dicho eso, en 2014, se retractaba de esa opinión y sería juramentado como miembro de tal organismo. 

Misma circunstancia atravesaron sus hijos, quienes luego de enfrentar a la justicia estadounidense y luego a la guatemalteca por el caso Odebrecht y actualmente siendo juzgados por el caso de blanqueo de activos “Blue Apple” en Panamá, fueron juramentados de forma virtual el pasado octubre del 2023 como diputados suplentes.   

2020-07-27_07-44-14 Bancada panameña en el Parlacen dice que no juramentará a los hermanos Martinelli Linares by rupertomiller@hotmail

Se suma a ellos el expresidente de nuestro país, Alejandro Giammattei, quien pasó buena parte de su campaña política hablando de modificar o cerrar el PARLACEN. En su momento, al sostener reuniones con el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, se refirió ante los medios de la localidad bajo el estandarte de “O lo modificamos o lo cerramos”. Sin embargo, tras un intento fallido de reforma y su infame gubernatura, fue juramentado junto con su exvicepresidente, Guillermo Castillo el pasado 16 de enero, en una ceremonia virtual a dicha entidad. 

Esta corresponde a la segunda juramentación de expresidentes guatemaltecos que no se pudo desarrollar en la sede del PARLACEN. En el caso del expresidente Jimmy Morales, se dieron protestas que impidieron que fuera juramentado en el lugar designado, siendo en su lugar tomado su juramento en un hotel de la zona 13 de la Ciudad de Guatemala. Y a pesar del repudio popular, dos preguntas surgen cuando alguien aborda el tema del PARLACEN. ¿Qué es? Y ¿por qué los que son electos tienen la urgencia de entrar? 

¿Qué es el PARLACEN?

El Parlamento Centroamericano, a grandes rasgos, corresponde a una entidad regional, que busca promover la integración y cooperación entre los países de América Central. Fue creado en 1991 como parte del Protocolo de Tegucigalpa, que modificó el Tratado General de Integración Económica Centroamericana. Dentro de sus funciones corresponde a este servir como un órgano consultivo y deliberativo, así como promover la armonización legislativa entre los países miembros. De igual forma, proponen tratados y convenios a adoptarse en los estados parte del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

(Escudo-PARLACEN..jpg" por Rominacandelaria)

Este organismo se integra de 20 diputados titulares y suplentes electos por cada estado miembro del PARLACEN, siendo estos electos por sufragio universal. En el caso de Guatemala, el pasado domingo 25 de junio de 2023 elegimos a dichos diputados bajo la papeleta amarilla. Y si bien eso es cierto, de conformidad con el Artículo 2do del Tratado Constitutivo del PARLACEN, a su vez, integran esta autoridad los jefes de Estado al concluir su mandato.

¿Cumple una función real el PARLACEN?

El PARLACEN, al ser un órgano de deliberación, no tiene incidencia directa en la legislación nacional de los países miembros, únicamente puede emitir: declaraciones, pronunciamientos y resoluciones. Es la incidencia indirecta, la que juega un rol en la función del PARLACEN. 

Debido a su naturaleza deliberativa, es a través de este órgano que se llevan a cabo las negociaciones iniciales y proyectos para tratados y acuerdos en Centroamérica. Es mediante estas recomendaciones que proyectos elaborados por los mismos son enviados a los ministros respectivos para que sean valorados por cada país y buscar armonizar normativas jurídicas en Centroamérica.

(Imagen creada con Inteligencia Artificial “Microsoft Bing”)

Sin embargo, este requiere de una voluntad política de cada uno de los países miembros para pasar esas normas en sus debidas instancias legislativas, caso contrario los proyectos quedan en el aire. Un claro ejemplo de esto corresponde a la Iniciativa de Ley 3861, “Tratado Centroamericano Relativo a la Orden de Detención y Extradición Simplificada.” El cual corresponde a un tratado debidamente aceptado en el PARLACEN, pero que, a la fecha, sigue sin ser ratificado por Guatemala debido a la falta de disposición por parte del Congreso de la República de Guatemala. Básicamente, se ha engavetado esta propuesta.

Inmunidades, una crítica constante

¿Cuál es el motivo por el cual los mandatarios salientes buscan ingresar al PARLACEN? En términos sencillos, inmunidad.

De acuerdo con el Artículo 22: Inmunidades y Privilegios de los Diputados del citado Tratado Constitutivo del PARLACEN, dentro de las facultades que gozan los diputados electos se encuentra la inmunidad. Esta corresponde a la misma inmunidad de la cual gozan los diputados al congreso de la república de Guatemala.

Como si fuera un juego de Tenta, los mandatarios salientes huyen hacia la base, para recibir devuelta una suerte de protección contra aquellos que buscan atraparlos por sus actos corruptos. Esa es una de las principales críticas que se dan al PARLACEN, que ha perdido el sentido de ser un órgano de discusión y se ha convertido en su lugar, en una fortaleza impenetrable donde gozan temporalmente de impunidad.

En diferentes ocasiones se ha cuestionado la constitucionalidad de esta inmunidad, alegando la ruptura del principio democrático, puesto que son electos automáticamente sin elección previa. Es por este motivo que el Centro para la defensa de la constitución CEDECON, en 2012, planteó una inconstitucionalidad de ley general parcial contra los artículos 2 párrafos segundo y tercero y 22, literal a), del párrafo primero del Protocolo de Reformas al Tratado Constitutivo del Parlamento Centroamericano.

(Imagen creada con Inteligencia Artificial “Microsoft Bing”)

Sin embargo, conforme a la resolución de fecha 3 de mayo del 2012, se concluyó por parte de la Corte de Constitucionalidad que “que no es posible declarar la inconstitucionalidad de un tratado internacional, pues en éste se incluye la actuación de voluntad de dos o más Estados, y no sólo la voluntad unilateral de un solo Estado; de manera que todo tratado internacional ratificado y espontánea y libremente aceptado por un Estado, constituye un límite externo en el ejercicio de la potestad estatal, ya que su aceptación voluntaria y consciente, tiene el efecto de impedir que en el ordenamiento jurídico del Estado que lo acoge, se dicten normas o se emitan actos violatorios de los preceptos del tratado…” 

A su vez, citó que el declarar una inconstitucionalidad de ley de esta forma, podría ser una vulneración a los principios encontrados en la Convención de Viena sobre el derecho de los tratados; en virtud que se estaría variando el proceso para denunciar, suspender o terminar un tratado debidamente ratificado por Guatemala. Y se estaría realizando un proceso anómalo a dicho tratado. 

Otra de las razones por las cuales los diputados deciden entrar en este organismo, corresponde al pago de su salario. Desde el aumento salarial que se recetaron los diputados en 2017, los miembros de este órgano ganan una cantidad económica bastante significativa; a pesar de que, en esa época, se dieron críticas por otros diputados al PARLACEN, como el diputado Bill O’Neill Santos Brito de Honduras.

(Imagen creada con Inteligencia Artificial “Microsoft Bing”)

Él criticó durante esta sesión a la falta de asistencias de la Bancada de Guatemala y como la división de sueldos en el presupuesto beneficiaba hasta en un 30% a dicho país. Indicó que: “este presupuesto está contemplado para 123 Diputados que han sido juramentados en este Parlamento, pero que cuando se llegue a hacer el promedio anual de cuántos Diputados asisten mensualmente es igual a 95 Diputados, 28 salarios de Diputados al mes que no asisten ni a sus  Bancadas Nacionales ni a las reuniones de Comisiones ni a la Plenaria en Guatemala.

El reto de cambiar

Debido a la percepción negativa del PARLACEN en la población, muchos políticos como vimos anteriormente han tratado, sin éxito, de impulsar la idea de la reforma o el cierre. A pesar de dichos intentos, el PARLACEN continúa inamovible. Es importante destacar que, si bien existió a finales del año 2023 un protocolo vi sobre el tratado constitutivo del Parlamento Centroamericano; los cambios fueron meramente de forma y no atacaron el fondo de la problemática, que corresponde a la existencia de este gigante organismo sin una función más contundente en la vida de los centroamericanos. 

Dentro de los cambios tan solicitados por las poblaciones de Centroamérica, es posible mencionar la necesidad de limitar el número de diputados y el acabar con los privilegios de inmunidad. 

Actualmente, el PARLACEN cuenta con 120 diputados, divididos en las diferentes naciones que lo integran, prácticamente volviéndolo un congreso de carácter supranacional. Para las actividades que desempeña esta autoridad, dicho número puede llegar a ser desmesurado. 

Y esta idea no es nueva, en 2022, nuestro país impulsó una fallida iniciativa llamada “¡Yo me sumo!”. Con la cual, buscaban firmas suficientes para someter a consulta popular la reducción del número de diputados al PARLACEN y lograr un ahorro de hasta 60% de los gastos que estos se hacen en salarios. Lamentablemente dicha propuesta no alcanzó una mayoría significativa para llegar a dicho proceso.

La segunda propuesta, que ha sido mal manejada, corresponde a renovar la inmunidad a dichos diputados. Debido a que, esta facultad no genera confianza a la población, al contrario, incita cómo logramos citar con anterioridad a determinados grupos de personas a buscar hacerse de un escaño en el PARLACEN y poder gozar de una seguridad mediata con la cual pueden proponer una defensa efectiva acabó el plazo (si no es que se reeligen).

Por último, es necesario convalidar las decisiones emitidas por el pleno del PARLACEN de forma más directa, sometiéndose ante Asamblea legislativa del Congreso u organismo legislativo de cada país; para así poder evitar engorrosos procedimientos llevados a cabo por órganos intermedios como lo son los Consejos de ministros de Centroamérica. 

Si bien los citados retos para el PARLACEN se vislumbran como arduos, son necesarios e imperativos. Dichos cambios, permitirán a la entidad volverse menos costosa, gozar de una labor de mayor importancia y más importante aún, lograr recuperar lo perdido, siendo esto la confianza de su actuar por el pueblo centroamericano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

¿Con cuánto tiempo de anticipación debo de avisar mi renuncia?

A lo largo de nuestras vidas, la mayoría hemos pasado por este escenario. Ya sea por diversas causas, crecimiento profesional, económico, nuevos retos, entre otros. Sin embargo, al estar cerca de poder dar la noticia a nuestros superiores, entran varias cuestionantes. Una de ellas es, ¿cuál es el tiempo de anticipación con el que debo de avisar?, acompáñanos en este artículo en el cual te explicaremos a grandes rasgos como se establece en el marco legal de nuestra República.
Leer más
Leer más

Alcalde, Síndico o Concejal

¿Es el Alcalde o Alcaldesa la “máxima autoridad” en un municipio? NO.La máxima autoridad en un municipio es el Concejo Municipal. Empecemos por conocer cuáles son los elementos de un municipio, tal como lo establece el artículo 8 del Código Municipal:
Leer más