Avatar: La leyenda de Aang

Cuando éramos niños y veíamos nuestras caricaturas, todos buscaban ser el protagonista, este personaje muchas veces heroico, fuerte y vencedor. Pocas veces nos planteamos ser los personajes secundarios, aquellos que hacen de la historia una realidad. Esta vez, le toca a Avatar: La Leyenda de Aang deleitarnos en un live action y esta es nuestra oportunidad de fijarnos en aquellos que hacen que el protagonista se convierta en el mismo. Ver esta historia desde esta perspectiva nos demuestra que, nunca estamos solos y nuestra construcción se hace desde la colectividad, pero más importante aún nos demuestra que “Todos somos el Avatar”.

Reimaginando nuestra infancia: Avatar no solo es uno, somos todos.

Pronto será estrenada la serie live action de Avatar: La leyenda de Aang en Netflix, una estupenda historia la cual tuvo origen como dibujo animado en 2005. Esta cuenta la historia de Aang, el cual tiene como destino ser uno de los seres más poderosos de su mundo, el Avatar. Él, se despierta en medio de una guerra que ha durado 100 años, entre la Nación del Fuego como parte conquistadora y las demás naciones. Nuestro personaje principal necesita aprender los 4 elementos (fuego, agua, aire y tierra) cualidad que es exclusiva para quien es seleccionado como avatar, esto lo debe hacer rápido antes de que sea tarde. El mundo espera que el “Avatar” sea el salvador por lo que han esperado su regreso.

Esta será una verdadera aventura, esperando que sea justo como lo vivimos cuando éramos niños. A lo largo de la historia veremos cómo Aang, siendo el Avatar, tiene un desarrollo verdaderamente impresionante; así mismo vemos como el aprende de muchas personas a su alrededor y como ellos también evolucionan.

Me parece imperante hablar de todos los personajes que hacen que Aang se convierta verdaderamente en el Avatar. Es indiscutible que sin sus amigos, su némesis y sus maestros, la historia de Aang posiblemente hubiera terminado muy rápido. Ellos de una u otra manera encontraron la forma de construir el nuevo mundo que todas las naciones esperaban.

“El equipo Avatar”, como se hacían llamar, es el que logra vencer en la guerra y devolver la paz a un mundo sumergido en el caos. Lo que nos podría hacer pensar, que el Avatar no precisamente era una persona, sino que era todo aquel que ayudará al portador del espíritu de Raava a lograr restablecer el orden en el mundo. Entonces, podríamos decir que Aang no encontró a todos estos personajes por casualidad, sino que por causalidad.

Equipo avatar / Créditos: aminoapps.com

Trayendo a la realidad esta premisa, podemos considerar que hay quienes están destinados a liderar cambios, organizaciones, empresas o comunidades, pero para lograr los objetivos, es necesario de un equipo que permita alcanzarlos. Así mismo que, en cada uno de nosotros hay un avatar; una porción latente de orden y cambio, esperando para entrar en acción. Es importante encontrar nuestros roles en cada contexto y ayudar a construir uno mejor. 

Considero que luego de casi 20 años que se estrenó esta serie, es momento de ver Avatar con ojos distintos y buscar esa enseñanza oculta que nos guarda Aang y sus amigos. Veamos y maravillarnos de lo poderoso que es la divergencia y la convergencia, démonos cuenta lo poderosa que puede ser la unión y sintamos de nuevo, que somos parte del Avatar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

¿Con cuánto tiempo de anticipación debo de avisar mi renuncia?

A lo largo de nuestras vidas, la mayoría hemos pasado por este escenario. Ya sea por diversas causas, crecimiento profesional, económico, nuevos retos, entre otros. Sin embargo, al estar cerca de poder dar la noticia a nuestros superiores, entran varias cuestionantes. Una de ellas es, ¿cuál es el tiempo de anticipación con el que debo de avisar?, acompáñanos en este artículo en el cual te explicaremos a grandes rasgos como se establece en el marco legal de nuestra República.
Leer más
Leer más

¿Cómo defenderse de los cobradores telefónicos?

Lucia es una guatemalteca promedio. Labora de sol a sol para poder hacerse de un salario que apenas, cubre las necesidades mínimas, suyas y de sus familiares. Para ella, llegar a su casa debería ser el símbolo del final de sus labores; sin embargo, el sonido del teléfono se está convirtiendo en una amarga costumbre. La tarea de evadir a los gestores de cobros.
Leer más