Carta dirigida a todos los Ciudadanos de Guatemala que luchan por la Democracia

Nuestro país se encuentra en un cruce de caminos en el que las fuerzas antidemocráticas intentan socavar los cimientos de nuestra libertad y justicia constitucionales. Sin embargo, en medio de la oscuridad, es importante recordar que la unión y la perseverancia son las herramientas más poderosas que tenemos para enfrentar estos desafíos recordando que somos muchos los defensores de la paz y democracia y los tiranos son unos pocos.

A todos los Ciudadanos de Guatemala que luchan por la Democracia

Queridos hermanas y hermanos guatemaltecos.

En estos tiempos de incertidumbre y miedo, quiero que sepan que no están solos en su preocupación por el futuro de nuestra amada Guatemala, somos muchos los que nos encontramos consternados por la situación actual del país. A medida que enfrentamos la posibilidad de acciones violentas, amenazas y desafío a los valores democráticos que tanto apreciamos. La aprehensión que sentimos en nuestros corazones es válida y comprensible. Nuestro país se encuentra en un cruce de caminos en el que las fuerzas antidemocráticas intentan socavar los cimientos de nuestra libertad y justicia constitucionales. Sin embargo, en medio de la oscuridad, es importante recordar que la unión y la perseverancia son las herramientas más poderosas que tenemos para enfrentar estos desafíos recordando que somos muchos los defensores de la paz y democracia y los tiranos son unos pocos.

Cada uno de ustedes es un faro de luz en estos tiempos difíciles. Al levantar sus voces y preocupaciones a través de conversaciones, redes sociales, emisión de pensamientos e incluso la reflexión personal, están demostrando que no serán silenciados por el miedo e inspiramos a través de nuestras acciones a otros miembros de la sociedad a alzar su voz. Su compromiso con la democracia es un acto valiente que inspira a otros a unirse a la lucha por un futuro en el que prevalezcan la igualdad, la justicia y el respeto a la voluntad del pueblo.

Es comprensible sentir temor en medio de la incertidumbre, pero les insto a no dejar que el miedo dicte sus acciones. En unidad, con voz colectiva, radica la fortaleza que puede disipar la sombra del temor. Cada paso que damos hacia adelante, cada conversación en la que participamos, cada gesto de apoyo a la democracia contribuye a tejer la red de unión y fortaleza que necesitamos en este momento y que ahuyenta a estos propagadores del miedo y la destrucción de la institucionalidad.

Recuerden que la historia de Guatemala es una historia de lucha y resistencia. Generaciones anteriores han enfrentado desafíos igualmente difíciles y han emergido, las batallas por la paz y democracia merecen ser peleadas con convicción y de manera inteligente. Ahora es nuestro turno de unirnos y escribir un capítulo de valentía y cambio. No estamos solos en esta lucha, ya que hay muchos de nosotros que estamos dispuestos a alzar nuestras voces y a luchar por un futuro en el que los principios democráticos sean respetados y protegidos para que nuestras familias, amigos, vecinos y generaciones futuras puedan vivir aquel sueño que nuestros ancestros han empezado y ahora debemos trabajar nosotros.

Con la más profunda admiración y un fraternal abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

¿Cómo funciona la minería en Guatemala?

El origen de la minería recae sobre los habitantes prehispánicos que empezaban a utilizar algunos minerales y rocas para la fabricación de herramientas y artículos ostentosos. Para las sociedades antiguas, la adquisición y transformación de estas materias primas era importante, a tal grado, que actualmente se puede observar el nivel tecnológico
Leer más
Leer más

Alcalde, Síndico o Concejal

¿Es el Alcalde o Alcaldesa la “máxima autoridad” en un municipio? NO.La máxima autoridad en un municipio es el Concejo Municipal. Empecemos por conocer cuáles son los elementos de un municipio, tal como lo establece el artículo 8 del Código Municipal:
Leer más