Conoce el procedimiento para delitos menos graves

Continuamos con nuestra explicación del derecho penal guatemalteco, como seguramente te habrás dado cuenta en los capítulos anteriores, no todas las infracciones a la ley penal son juzgadas igualmente, las faltas poseen su propio proceso penal especial y en el presente artículo, te estaremos presentando lo referente al proceso penal para delitos menos graves.

Escrito por: Hesed Sue Hellen Estrada 

¿Qué son los delitos menos graves?

No todos los delitos impactan de la misma manera sobre el bien jurídico tutelado. Por esta razón, nuestra legislación establece una clasificación de los delitos, los cuales son clasificados dependiendo de la gravedad del daño que estos causan sobre el bien jurídico tutelado.

Existen delitos de mayor riesgo. Esta clasificación corresponde a aquellos que causan un daño de gran impacto sobre el bien jurídico tutelado.

Ejemplo: el delito de trata de personas. 

La clasificación de delitos graves corresponde a aquellos delitos que causan un daño grave sobre el bien jurídico tutelado. La pena supera los 5 años de prisión y no son de mayor riesgo. 

Ejemplo: El delito de extorsión, contenido en el artículo 261 del Código Penal, cuya pena es de 6 a 12 años de prisión. 

Y por último, se encuentra la clasificación de delitos menos graves, la cual corresponde a aquellos delitos que causan un daño sobre el bien jurídico tutelado y cuya pena máxima de prisión sea hasta los 5 años.

Ejemplo: El delito de Estafa, tipificado en el artículo 263 del Código Penal, cuya pena es de seis meses a cuatro años de prisión. 

No se debe confundir a los delitos menos graves con las faltas. Las faltas penales son infracciones leves que se encuentran establecidas en el Libro Tercero del Código Penal y los delitos menos graves son infracciones mayores a las faltas, que causan un daño sobre bien jurídico tutelado, con la diferencia de que, en comparación con otros delitos, el daño causado resulta más leve.

¿Cuál es el procedimiento penal para los delitos menos graves?

El procedimiento para delitos menos graves fue incorporado a nuestra legislación a través del Decreto 7-2011 del Congreso de la República, el cual contenía reformas al Código Procesal Penal. Esta reforma fue producto de atender las debilidades del sistema de justicia penal. 

A través del decreto 7-2011, se faculta al Juez de Paz para conocer y juzgar la comisión de delitos menos graves, a través del procedimiento penal especial conocido como Procedimiento para delitos menos graves

Los juzgados competentes para conocer de este procedimiento son los Juzgados de Paz penal. En el municipio de Guatemala, podemos mencionar el Juzgado Primero Pluripersonal de Paz Penal, ubicado en la 10a Avenida, 1-15, Zona 1 de la Ciudad de Guatemala y el Juzgado Segundo Pluripersonal de Paz Penal, ubicado en la 12 Calle 31-08 de la zona 7 de la Ciudad de Guatemala. 

¿Cómo es el procedimiento penal para delitos menos graves?

Lo principal a tomar en consideración es que el procedimiento penal para delitos menos graves presenta algunas diferencias en contraste con el procedimiento penal común. La principal diferencia es que el procedimiento penal para delitos menos graves inicia con la presentación de la acusación fiscal o la querella. Otra diferencia es que el procedimiento penal para delitos menos graves resulta más corto que el procedimiento penal común. 

Cuando existe una denuncia por delito menos grave, como, por ejemplo, el delito de amenazas o el delito de lesiones leves, el fiscal deberá hacer la investigación correspondiente de los hechos. Al final de esta investigación, el fiscal deberá presentar la acusación ante el Juzgado de Paz Penal correspondiente. 

También, el agraviado del delito puede interponer una querella ante el juez correspondiente. 

Al recibir la acusación o querella, el Juez de Paz correspondiente, deberá señalar un día y hora para que se lleve a cabo la Audiencia de Conocimiento de Cargos. Esta audiencia tiene por finalidad dar a conocer los cargos con los cuales la fiscalía acusa al sindicado y determinar si procede o no el debate oral y público, en el cual se conocerán los hechos y se absolverá o se condenará al sindicado. 

La Audiencia de Conocimiento de Cargos es una audiencia característica del procedimiento penal para los delitos menos graves, es como una concentración de varias audiencias que tienen lugar en la etapa preparatoria e intermedia del proceso penal ordinario. 

El Juez de Paz correspondiente debe de citar al sindicado, quien deberá de asistir a la audiencia, caso contrario, el juez puede decretar su rebeldía o conducción por la fuerza policial. 

El sindicado deberá asistir a la audiencia acompañado por su abogado de confianza o si no puede costearlo, deberá requerir un abogado de oficio, con antelación. 

También se citará a la audiencia, al fiscal del Ministerio Público y a la víctima o agraviado

Desarrollo de la Audiencia de Conocimiento de Cargos:

En esta sección te explicaremos cuál es el desarrollo de la Audiencia de Conocimiento de Cargos, la cual es característica del procedimiento penal para delitos menos graves.

Paso 1: el juez verifica la comparecencia de todos los sujetos citados, en especial del sindicado. 

Paso 2: el juez deberá informar el motivo de la audiencia y la forma en la cual esta se llevará a cabo, para que tanto la víctima como el sindicado, puedan comprender de una manera sencilla el acto procesal que se desarrollará a continuación. 

Paso 3: el juez concederá la palabra al fiscal del Ministerio Público (si se presentó acusación) o al agraviado (si se presentó querella), para que argumenten sus requerimientos. De conformidad con el Decreto 7-2011, si la víctima del hecho se encuentra presente y desea expresarse, debe de otorgársele la palabra y su intervención será posterior a la intervención del fiscal del Ministerio Público. 

Paso 4: el juez concederá la palabra al acusado y a su abogado defensor para que argumenten su defensa. 

Paso 5: luego de haber oído a las partes, el juez  decidirá: a. Abrir a juicio penal, para poder juzgar en debate oral y público los hechos por los cuales se acusa al acusado y determinar si este es culpable o inocente de la comisión de dichos hechos o b. Desestimar el caso, por considerar que no se puede proceder, que el hecho no es constitutivo de delito, o por no tener probabilidad de participación del acusado en el mismo. 

Paso 6: si el juez ha decidido abrir a debate oral y público, dará nuevamente la palabra a los intervinientes para que estos se pronuncien sobre establecer o no una medida de coerción (prisión preventiva) o medida sustitutiva (firma de libro, arresto domiciliario) para garantizar la presencia del acusado en la audiencia de debate oral y público.

La mayoría de delitos menos graves son susceptibles de medidas sustitutivas. La prisión preventiva es excepcional y de considerarlo necesario, el fiscal del Ministerio Público deberá justificar con argumentos sólidos la solicitud de prisión preventiva para el acusado. 

Si el juez ha decidido desestimar el caso por las razones mencionadas en el paso 5, entonces ya no se seguiría con el paso 6 y la audiencia finalizaría con la desestimación del caso.

Paso 7: el juez concederá la palabra al fiscal del Ministerio Público para que este se pronuncie sobre los medios de prueba que pretende ofrecer para que sea presentada en el debate oral y público. En ese acto aceptará o rechazará los distintos medios de prueba que el fiscal del Ministerio Público ofrece.

En el caso del abogado de la defensa, el juez le hará saber que tiene hasta 5 días antes del inicio del debate oral y público para ofrecer la prueba que desea que sea presentada en el debate oral y público.

Paso 8: el juez debe de señalar día y hora para llevar a cabo la audiencia de debate oral y público, advirtiendo a los presentes que: a) deberán asistir a la audiencia con sus respectivos medios de prueba y b) si se ha otorgado medida sustitutiva (que es lo general en esta clase de delitos), el Juez hará saber al sindicado que su asistencia en la audiencia de debate oral y público es obligatoria y si faltare, será decretada su rebeldía

Después de esta audiencia, se deberá esperar el día y hora señalado para la audiencia de debate oral y público, en la cual se conocerán los hechos y las pruebas aportadas tanto por el fiscal del Ministerio Público, como por el abogado defensor. En la misma, el juez decidirá si el sindicado es culpable o inocente de los hechos por los cuales se le acusa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

¿Qué es un delito y qué es una falta?

Imagínate estar en un día cotidiano, navegando por las redes sociales, ¿Cuáles son las noticias que más aparecen en tu feed? ¿Son acaso aquellas referentes a hechos criminales? Observas la noticia y te preguntas ¿Qué es un delito? ¿Dónde se encuentran establecidos los delitos? ¿Y las conductas que no son delito, pero contrarían la ley penal, que son?
Leer más