Detectan virus de Gripe Aviar en leche cruda de vacas infectadas

Recientes investigaciones han revelado la presencia de grandes cantidades del virus H5N1 de la gripe aviar en la leche cruda de vacas infectadas, lo que plantea nuevos riesgos para la salud pública.

El virus H5N1, conocido por causar brotes en aves, ha sido detectado por primera vez en vacas lecheras en Estados Unidos. Hasta la fecha, se han confirmado infecciones en más de 80 rebaños en nueve estados y en tres trabajadores de granjas, quienes han mostrado síntomas leves.

Los estudios muestran que las glándulas mamarias de las vacas infectadas contienen cantidades elevadas de partículas virales, lo que sugiere que el ordeño es un factor clave en la transmisión del virus. Esto, según expertos, constituye un mejor escenario para la salud pública que la transmisión a través de partículas de aire. Tal y como lo explica Martin Beer, virólogo del Instituto Federal de Investigación de Salud Animal en Alemania: “este modo de transmisión puede ser controlado más fácilmente que la propagación aérea”.

Los investigadores continuamente han encontrado niveles altos de virus en la leche de las vacas infectadas, lo que podría contaminar el suministro de leche. Sin embargo, la pasteurización ha mostrado ser efectiva para inactivar el virus en la leche.

Medidas Preventivas

Autoridades de salud han recomendado a las granjas lecheras mejorar los procedimientos de ordeño, incluyendo la desinfección del equipo entre usos y la implementación de medidas de protección para los trabajadores, como ventilación adecuada y el uso de protectores faciales.

Lakdawala, viróloga de la Universidad Emory, subraya la importancia de minimizar la exposición a la leche cruda y asegura que el virus puede persistir en las gotas de leche y en las máquinas de ordeño durante horas. Para evitar la propagación, es esencial desinfectar el equipo de ordeño y monitorear regularmente la salud de las vacas.

El control de la gripe aviar en vacas lecheras continúa siendo un desafío, pero con las medidas adecuadas, se cree que es posible prevenir su propagación. Las autoridades y los científicos continúan investigando y desarrollando estrategias para proteger tanto a los animales como a los humanos, puesto que todavía quedan muchas dudas por resolver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like