El café y su relación con el estrés

Consumir cafeína en las primeras horas del día y antes de desayunar puede no ser la mejor manera de cuidar tu salud. La cafeína eleva la hormona del estrés llamada cortisol, aumentando el nivel de inflamación del cuerpo y puede alterar la ansiedad o depresión de las personas con dicho padecimiento. Intenta modificar la dosis, frecuencia y consumir tu cafeína en el momento ideal para que puedas aprovechar todos los beneficios de la cafeína.

El café forma parte de la alimentación del 70-80% de la población mundial y su consumo muchas veces sobrepasa la dosis límite, alrededor de 350-400 mg al día en la población general.

La cafeína es un estimulante natural que se encuentra en el café, té, chocolate, gaseosas, suplementos o algunas bebidas energéticas. Una de sus principales acciones se lleva a cabo a través del bloqueo de los receptores de adenosina en el cerebro, lo que provoca que nuestro cuerpo experimente una sensación de alerta y energía. Es importante mencionar que el café tiene efectos positivos en nuestro cuerpo en la dosis correcta y moderada. Aquí tienes algunos:

  • Contiene una gran cantidad de antioxidantes, como los polifenoles, los cuales ayudan a proteger al cuerpo ante los daños oxidativos
  • Contiene pequeñas cantidades de vitaminas del complejo B y algunos minerales como el magnesio y el potasio
  • Algunos estudios mencionan que tiene efectos positivos ante algunas enfermedades como Parkinson, diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares
  • A nivel deportivo, ayuda a mejorar el rendimiento y reducir la fatiga muscular
  • La cafeína estimula la liberación de neurotransmisores como dopamina y serotoninas, vinculados con el bienestar emocional

Por otro lado, en nuestro cuerpo existe una hormona llamada cortisol, la hormona del estrés, la cual es muy importante para mantener la homeostasis del cuerpo, el metabolismo, el sistema inmunológico, la presión arterial y la respuesta inflamatoria. Sin embargo, es importante mencionar que dicha hormona se puede elevar ante situaciones de lucha o huida.

¿Cómo interactúa la cafeína y el cortisol?

Muchas personas recurren a la cafeína para combatir la somnolencia y mejorar la concentración en las primeras horas del día, incluso con el estómago vacío. Resulta que la cafeína al provocar dicha sensación de alerta y el cortisol al producirse ante esa situación, provoca que los niveles de ambos aumenten.

El cortisol en concentraciones elevadas y durante períodos muy prolongados puede causar efectos negativos en el cuerpo, alguno de ellos son los siguientes:

  1. Supresión del sistema inmunológico: el cortisol puede suprimir el sistema inmunológico, lo que aumenta la susceptibilidad a enfermedades e infecciones
  2. Aumento de peso: el cortisol puede influir en la distribución de la grasa corporal como mecanismo de defensa del propio cuerpo, especialmente en el área abdominal. Niveles crónicamente elevados pueden contribuir al aumento de peso y a un mayor riesgo de obesidad.
  3. Problemas digestivos: puede afectar el sistema digestivo, causando problemas como acidez estomacal, úlceras, indigestión y síndrome del intestino irritable (SII).
  4. Trastornos del sueño: interfiere con el ciclo natural de sueño-vigilia, provocando dificultades para conciliar el sueño o mantenerlo, lo que a su vez puede contribuir a la fatiga crónica y aumentar más el cortisol.
  5. Alteración del azúcar en sangre: aumenta los niveles de azúcar en sangre a corto plazo, pero si se mantiene elevado por mucho tiempo, puede contribuir a la resistencia a la insulina y al desarrollo de diabetes tipo 2.
  6. Problemas mentales y emocionales: afecta la función cerebral y la química del cerebro, lo que puede contribuir a la ansiedad, la depresión, la irritabilidad y dificultades para concentrarse.
  7. Impacto en la salud cardiovascular: aumento de la presión arterial y endurecimiento de las arterias, lo que incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Por lo tanto, si eres una persona que lleva una vida con mucho estrés, tiene problemas para conciliar el sueño, vive con mucha ansiedad o tiene problemas de depresión, no te recomiendo consumir café en las primeras horas del día. Recuerda siempre desayunar antes de tomar café, procurando moderar su consumo y su frecuencia ya que en dosis adecuadas y tomándolo en el momento ideal, vas a poder disfrutar de todos sus beneficios.

Referencias:

  • Leyva BG, Díaz Armas MT, Cristina R, Cabodevilla V, Alejandro M, Cruz M. Efectos del consumo de café sobre la salud Effects of coffee consumption on health [Internet]. Sld.cu. [citado el 25 de noviembre de 2023]. Disponible en: PDF
  • Finut. ¿Qué asociación existe entre el consumo de café y el riesgo de depresión y ansiedad? [Internet]. Fundación Iberoamericana de Nutrición. FINUT – Fundación Iberoamericana de Nutrición; 2023 [citado el 25 de noviembre de 2023]. Disponible en: Link
  • Drinking coffee to maximize benefits [Internet]. Thorne.com. [citado el 25 de noviembre de 2023]. Disponible en: Link
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

El suicidio: un problema de salud pública

La base de datos que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre defunciones da cuenta de más de 10 mil suicidios en los últimos 35 años. Es decir, en promedio 312 personas decidieron quitarse la vida anualmente en Guatemala, desde 1986 hasta 2019, según las boletas de defunción que procesan los registros civiles, antes en las municipalidades y desde 2006 en el Registro Nacional de las Personas (RENAP) pero sin duda no es una cantidad sumamente específica.
Leer más