El poder de Twitter

¿Qué hace que 280 caracteres sean tan influyentes como para mover masas y cambiar el rumbo de la historia? Acompáñame a explorar el fascinante universo de Twitter, donde cada publicación tiene el potencial de transformar el mundo como lo conocemos.

Durante más de una década, he sido un enérgico usuario de Twitter. Y sí, digo Twitter porque siempre me va a parecer poca cosa la “X” que reemplazó su icónico nombre y logo con la llegada de Musk. Por lo tanto, pido disculpas de antemano, ya que en este texto seguiré refiriéndome constantemente a Twitter como Twitter.

En las próximas líneas, nos embarcaremos en un breve viaje para descubrir cómo, desde sus inicios en 2006, Twitter ha trascendido su simple condición de red social para dejar una marca indeleble en el mundo, extendiéndose más allá de lo digital y posicionándose por encima de otras redes sociales. Habiéndome disculpado anteriormente por mi pequeño acto de rebeldía y sin más preámbulos, comenzamos.

La fuerza de Twitter es el tiempo real

Gran parte del valor de Twitter, radica en su capacidad para ofrecer información en tiempo real, un atributo que ninguna otra red social ha logrado igualar. Aunque plataformas como Facebook, Instagram o, más recientemente, TikTok han intentado incursionar en el ámbito, Twitter continúa destacándose como el principal referente de información instantánea a nivel global.

Las personas han aprendido a utilizar Twitter como una fuente de noticias de última hora y como un medio para compartir su voz con el mundo. En este sentido, Twitter continúa siendo insuperable: su capacidad para proporcionar datos relevantes en tiempo real ha transformado completamente las reglas del juego, pero ¿qué lo hace tan especial?

Un poderoso motor de datos: Valor predictivo

Uno de los aspectos fundamentales de Twitter radica en el acceso al vasto conjunto de datos que ofrece. La plataforma cuenta con una interfaz (API) bien documentada y desarrollada que permite acceder a una gran cantidad de datos con solo unas pocas líneas de código. Gracias a técnicas como el procesamiento del lenguaje natural y el análisis de imágenes, se han logrado avances significativos en la investigación y predicción de diversos eventos, como desastres naturales, brotes de enfermedades, cambios climáticos, movimientos en la bolsa de valores y eventos astronómicos, por brindar unos ejemplos:

  • Antes de que se hicieran públicos los primeros casos de COVID-19 en Europa a finales de enero de 2020, se detectaron señales de preocupación por casos de neumonía en Twitter. Un estudio liderado por investigadores de la IMT School for Advanced Studies en Lucca, reveló un aumento en las menciones de “neumonía” desde finales de 2019, hasta principios de 2020, especialmente en regiones de Europa, donde más tarde se produjeron brotes de COVID-19.
  • Twitter ha sido instrumental en la detección y monitoreo de otros fenómenos, como terremotos. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) en múltiples ocasiones ha utilizado datos de tweets para rastrear terremotos. Al seguir menciones del término “terremoto”, el servicio pudo mejorar su capacidad para monitorear la actividad sísmica en todo el mundo. Actualmente, trabajan e integran estos datos en sus sistemas para mejorar la predicción y respuesta a terremotos y réplicas.

El hecho de que estas predicciones sean posibles, es solo una pequeña muestra del poder y los alcances que posee Twitter: Aunque cualquiera podría decir que se podrían obtener predicciones similares a través de publicaciones de TikTok, Instagram o Facebook, la realidad es que las restricciones de privacidad y sus algoritmos hacen que esta tarea sea prácticamente imposible de replicar.

El valor de Twitter para la ciencia

A lo largo de los años, Twitter se ha consolidado como la plataforma de elección para los investigadores que buscan difundir los resultados de sus estudios, compartir conocimientos científicos y establecer conexiones con sus colegas. Numerosos estudios respaldan la idea de que los investigadores más activos en Twitter, tienen una mayor capacidad para difundir sus publicaciones científicas, lo que contribuye significativamente a su impacto en la comunidad, especialmente cuando cuentan con un número considerable de seguidores.

La presencia en Twitter se ha vuelto tan arraigada en el ámbito académico que revistas científicas, congresos e instituciones relacionadas con la ciencia y la tecnología, utilizan esta plataforma como un medio fundamental para la difusión de información.

Las batallas políticas se libran en Twitter

La llegada de Twitter marcó un antes y un después en el panorama político. Los líderes políticos y los candidatos han sabido reconocer el potencial de la plataforma para llevar a cabo campañas, recaudar fondos y movilizar apoyo. Desde la campaña presidencial innovadora de Barack Obama en 2008 hasta el estilo de comunicación sin filtros de Donald Trump durante su mandato, Twitter se ha convertido en un elemento esencial del discurso político. Ha moldeado la opinión pública y ha influido en los debates sobre políticas de manera notable.

Si bien Twitter ha facilitado la formación de muchos de los principales movimientos políticos actuales, también ha servido de telón de fondo para escándalos masivos que muestran cómo unos cuantos caracteres, son capaces de impulsar o arruinar completamente la carrera de prácticamente cualquier político. 

¿Necesitas pruebas de la relevancia de Twitter en el escenario político? Tomemos uno de los ejemplos anteriores y retrocedamos a la campaña presidencial de Donald Trump en 2016.

Traducción: Estos matones están deshonrando a la memoria de George Floyd y no voy a dejar que eso pase. Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que el Ejército está con él hasta el final. Ante cualquier dificultad nosotros asumiremos el control pero cuando empiecen los desmanes, empezarán los tiros. ¡Gracias! Ilustración fotográfica de Slate. Foto de Win McNamee/Getty Images.

Ya famoso por sus éxitos en la televisión, Trump utilizó Twitter como ningún político antes que él lo había hecho. En lugar de publicar declaraciones cotidianas a través de tweets, como la mayoría de los políticos en ese momento, Trump utilizó Twitter  para anunciar políticas, mover mercados, atacar a la prensa, cuestionar informes, insultar a sus enemigos y energizar a su base, todo ello sin los adornos de la interpretación de un periodista.

Sin los tweets, no estaría aquí… Tengo más de 100 millones de seguidores entre Facebook, Twitter e Instagram. Más de 100 millones. No tengo que recurrir a los medios falsos

Donald Trump al Financial Times en 2017

Ilustración fotográfica de Slate. Foto de Win McNamee/Getty Images.

Como escribió The New York Times en 2019:

"Cuando el Sr. Trump asumió el cargo, Twitter era una herramienta política que lo había ayudado a ser elegido y un cañón digital que disfrutaba disparar. En los años siguientes, integró completamente Twitter en el tejido mismo de su administración, remodelando la naturaleza de la presidencia y el poder presidencial”.

Sus publicaciones generaban los titulares de los que se hablaba en los medios de comunicación. Tan importante fue esta red social, que incluso la Casa Blanca llegó a anunciar que los tweets escritos por Trump eran considerados declaraciones presidenciales oficiales. Estos mensajes abarcaban una amplia gama de temas, desde el borde fronterizo y los migrantes, hasta críticas a su ex rival Hillary Clinton y menosprecio hacia el líder norcoreano Kim Jong Un.

La prohibición de Trump en Twitter, tras el ataque al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021, fue (y sigue siendo) vista como un momento crucial en el curso de su carrera política, privándolo del megáfono que utilizó con gran efectividad durante su ascenso. Twitter era tan importante para Trump que creó el sitio web, TruthSocial, diseñado para imitar a Twitter.

El origen del hashtag y su influencia en las movilizaciones sociales

Twitter tenía poco más de un año de existencia cuando, el 23 de agosto de 2007, el desarrollador de tecnología, Chris Messina, sugirió utilizar el signo numeral para agrupar los tweets en torno a un nombre común. Aunque en un principio fue rechazada, la idea terminó por despegar meses después, durante los incendios forestales de San Diego. El desarrollador web, Nate Ritter, comenzó a tuitear prolíficamente sobre los incendios usando el hashtag #sandiegofire, para que la gente pudiera encontrar fácilmente sus actualizaciones.

Tweet original del autodenominado inventor del hashtag. Fuente: Twitter/X

Twitter oficializó el uso de hashtags durante el verano de 2009. Desde entonces, la idea de Messina resignificó el signo numeral, convirtiendo al “hashtag” en un distintivo del mundo de las redes sociales que más tarde inevitablemente, adoptarían todas las demás compañías.

Han sido innumerables los movimientos que han adoptado el hashtag y lo han utilizado con gran efecto. Desde el movimiento #MeToo para la concientización sobre el acoso y abuso sexual hacia las mujeres, hasta el movimiento #BlackLivesMatter de activistas que protestan contra la violencia policial hacia los afroamericanos.

Según Andrea Bianchi Gerente de investigación en Twitter en 2020 desde que una serie de acontecimientos horribles provocaron protestas en Estados Unidos, hubieron 206 tuits por segundo sobre Black Lives Matter y sus subtemas. Esto representó el 17% de todas las conversaciones en Twitter. Eso es más de 390 millones de tweets en total, casi 3,8 veces cualquier pico anterior.

Puedes leer: Twitter Insights: #Las vidas de los negros son importantes analisis de Twitter 

Si bien los ejemplos anteriores son ilustrativos de la capacidad de agrupación y movilización social en Twitter, me gustaría retroceder brevemente a un episodio de la historia reciente de Guatemala para proporcionar un ejemplo más cercano.

En Guatemala, el hashtag #RenunciaYa emergió como parte de un movimiento social y político que exigía la dimisión del entonces presidente, Otto Pérez Molina y la vicepresidenta Roxana Baldetti. Este movimiento surgió como respuesta de la población ante los escándalos de corrupción que implicaban a altos funcionarios del gobierno guatemalteco. Estos funcionarios estaban bajo investigación por varios delitos, incluyendo asociación ilícita, cohecho pasivo y el caso especial de defraudación aduanera conocido como “La Línea”.

Fuente: Prensa Comunitaria / Guatemala sin miedo

Sería ingenuo afirmar que la principal razón que motivó la dimisión del exmandatario fue la organización social que tuvo lugar en Twitter. Sin embargo, cualquier usuario de esa época no dudaría en afirmar que dicho hashtag se convirtió en un símbolo de la indignación pública y la exigencia de cambio en Guatemala. 

#RenunciaYa no solo fue una etiqueta virtual en una red social, sino que se convirtió en un punto de encuentro para ciudadanos comprometidos con la transparencia y la rendición de cuentas. Se utilizó como una herramienta para organizar protestas, compartir información sobre los escándalos de corrupción gubernamental y promover la participación ciudadana en la vida política del país.

Si bien es cierto que Twitter no fue la única plataforma utilizada para popularizar este movimiento, su papel fue el más significativo en cuanto a la difusión de información y la movilización de la opinión pública. Evidenciando nuevamente su capacidad para empoderar a la ciudadanía y ejercer presión sobre las autoridades más destacadas del país. 

El alcance de Twitter va más allá de sus usuarios registrados

Aunque eclipsada en números por plataformas como Facebook, Instagram y TikTok, Twitter va más allá de ser simplemente una red social. Su valor no radica en la cantidad de usuarios activos, sino en la calidad, trascendencia y relevancia de los mismos. La mayoría de las figuras prominentes, sin importar su campo, están activas en Twitter por varias razones, desde comunicarse con sus seguidores hasta compartir información importante. En Twitter, la influencia y el impacto superan la mera cantidad de usuarios.

En la actualidad, es posible contar con una sola mano cuántos políticos, científicos o periodistas prominentes no tienen una cuenta de Twitter. La plataforma ha evolucionado para convertirse en un tablero de mensajes universales: todos los actores relevantes están presentes, lo que hace que tanto las noticias, como la agenda pública, se concentren en este espacio digital.

Tal como lo describe el autor John Parmelee, en su libro “Política y la Revolución de Twitter”:

Twitter básicamente es utilizada por políticos para influenciar a otros influenciadores. Es un universo muy pequeño de personas, pero son personas que pueden impulsar una agenda. Es como la práctica del lobbying; algunas personas podrían preguntar, ‘¿Cómo puede ser efectivo cuando estás hablando con un grupo tan pequeño de personas?’ Pero es el grupo que está tomando decisiones y elaborando la legislación

La llegada de Musk y los cambios

La adquisición de Twitter por parte del hombre más rico del mundo, Elon Musk, en 2022, marcó un hito en la historia de la plataforma de redes sociales. Con un desembolso de 44.000 millones de dólares, la noticia no solo sacudió los cimientos del mundo tecnológico, sino que también sembró dudas y especulaciones sobre el futuro de la red del pajaro azul.

Desde entonces, Musk ha protagonizado una serie de acciones que van desde el despido masivo de empleados hasta decisiones más controvertidas como la eliminación de su emblemático logotipo, la verificación por pago y la rebrandización de la empresa como X.

 

Elon Musk propietario de X

Los constantes cambios desde su llegada han hecho que muchos de los usuarios nos planteemos un dilema existencial: ¿estamos presenciando un error fatal o un paso necesario hacia la innovación de la plataforma? Solo el tiempo podrá develar si Elon Musk será recordado como el salvador o el verdugo de una de las redes sociales más influyentes del mundo.

Lo que sí puedo afirmar con certeza es que los millones de usuarios que disfrutamos de esta plataforma no nos vamos a ir porque ahora sea de Elon. Tampoco nos unimos porque fuera de Jack. Es nuestra responsabilidad continuar haciendo de Twitter nuestro lienzo, sin importar quién es el fabricante del pincel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

¿Con cuánto tiempo de anticipación debo de avisar mi renuncia?

A lo largo de nuestras vidas, la mayoría hemos pasado por este escenario. Ya sea por diversas causas, crecimiento profesional, económico, nuevos retos, entre otros. Sin embargo, al estar cerca de poder dar la noticia a nuestros superiores, entran varias cuestionantes. Una de ellas es, ¿cuál es el tiempo de anticipación con el que debo de avisar?, acompáñanos en este artículo en el cual te explicaremos a grandes rasgos como se establece en el marco legal de nuestra República.
Leer más
Leer más

¿Cómo defenderse de los cobradores telefónicos?

Lucia es una guatemalteca promedio. Labora de sol a sol para poder hacerse de un salario que apenas, cubre las necesidades mínimas, suyas y de sus familiares. Para ella, llegar a su casa debería ser el símbolo del final de sus labores; sin embargo, el sonido del teléfono se está convirtiendo en una amarga costumbre. La tarea de evadir a los gestores de cobros.
Leer más