El sexting como forma de violencia sexual

El sexting es un riesgo que a veces trae consecuencias para ambas partes, sin embargo, sobre todo para las mujeres debido a las creencias e ideales machistas.

Con el paso de los años la forma en la que se reconocía la vida evolucionó gracias a los avances tecnológicos. Esto ha influenciado gran parte de la cotidianidad, desde las formas de movilización, elaboración de alimentos, comunicación e incluso en el ámbito sexual, permitiendo la espontaneidad, rapidez y eficiencia.

El sexting es reconocido como aquella práctica de enviar y recibir contenido sexual de forma consensuada por ambas partes, usando como medio las redes sociales. Esta práctica genera diversas polémicas influenciadas por ideales conservadores. Sin embargo, más allá de ser un tema tabú y sin entrar en debates sobre si es bueno o no,  el sexting es un riesgo que en muchos casos trae consecuencias para ambas partes, pero sobre todo para las mujeres debido a las creencias e ideales machistas.

El linchamiento social siempre ha sido dirigido hacia la mujer y no hacia quien agrede la intimidad sexual, aún cuando está regulado en el Código Penal. El nulo compromiso y respeto a la privacidad de parte de muchos receptores de contenido sexual, ha sido generador de una forma de violencia que trae consigo consecuencias legales para el agresor y consecuencias psicológicas para la víctima, afectando su intimidad sexual. 

Todos los días se filtran inmensidad de imágenes y videos de mujeres y niñas siendo víctimas de este tipo de violencia. Todavía existen muchos jóvenes que se integran en los grupos de Facebook, Instagram, Telegram y Whatsapp entre otros que tienen como fin, compartir contenido sexual; mismos jóvenes que utilizan como justificación que no comparten contenido de nadie, ignorando que se es cómplice del agresor desde el momento en el que se visualiza contenido y se almacena. 

Es necesario reconocer que la culpa es de quien agrede. He escuchado diversos comentarios sobre este tipo de situaciones que vulneran a las mujeres. No obstante, el contenido no sería filtrado si no generara un impacto, impacto promovido por la cantidad de consumidores, por desgracia para muchas personas las mujeres aún son reconocidas como objetos sexuales que su única función es promover el placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

¿Con cuánto tiempo de anticipación debo de avisar mi renuncia?

A lo largo de nuestras vidas, la mayoría hemos pasado por este escenario. Ya sea por diversas causas, crecimiento profesional, económico, nuevos retos, entre otros. Sin embargo, al estar cerca de poder dar la noticia a nuestros superiores, entran varias cuestionantes. Una de ellas es, ¿cuál es el tiempo de anticipación con el que debo de avisar?, acompáñanos en este artículo en el cual te explicaremos a grandes rasgos como se establece en el marco legal de nuestra República.
Leer más
Leer más

¿Cómo defenderse de los cobradores telefónicos?

Lucia es una guatemalteca promedio. Labora de sol a sol para poder hacerse de un salario que apenas, cubre las necesidades mínimas, suyas y de sus familiares. Para ella, llegar a su casa debería ser el símbolo del final de sus labores; sin embargo, el sonido del teléfono se está convirtiendo en una amarga costumbre. La tarea de evadir a los gestores de cobros.
Leer más