Evolución de la divulgación de la salud mental en los cines y libros

Infinidad de veces hemos pasado por alto nuestra evolución como sociedad. Uno de los avances que sigue en desarrollo y que sigue siendo un tabú, es la salud mental y cómo ésta se plasma en material audiovisual y editorial.

Todas las enfermedades empiezan con pérdidas, ya sea algo que apreciabas mucho o perdiéndote a ti mismo.

Una dosis diaria de sol, Lee Jae-Kyoo, 2023

No es ninguna sorpresa que hace muchos años, la idea de hablar de salud mental, ni siquiera era posible. Considerarla habría sido una pauta para que te trataran como loco. No obstante, gracias al paso del tiempo y a la no conformidad de miles de personas, se ha conseguido que poco a poco hablar de la salud mental ya no sea un tabú

Como primer paso, debemos comprender por qué hablar de la salud mental ha sido un tabú. Uno de los aspectos más importantes y que más repercute en la libre divulgación sobre la salud mental, es la falta de educación y conciencia.

Al mencionar el tema de los trastornos mentales, existe una creencia errónea de que estos se derivan por debilidad o por tener mucho tiempo libre. También, se cree que no hay superación de los mismos por falta de voluntad, en lugar de entenderlos como enfermedades legítimas que requieren apoyo y tratamiento.

Otro problema que se ha visualizado y lo enfrenta quien padece un trastorno, es el miedo al rechazo y la exclusión social. Los pacientes muchas veces temen el rechazo por parte de sus amigos, familiares o compañeros de trabajo ante lo que comunican, así como el temor a perder relaciones importantes si llegan a comunicar todo lo que sucede dentro de ellos mismos.

Lamentablemente, podría continuar con muchas más razones de porqué hablar de salud mental sigue siendo un tabú. Sin embargo, el punto donde nos vamos a centrar ahora, es en la evolución que ha tenido la expresión libre del tema en los contenidos audiovisuales, cinematográficos y material editorial.

La representación de la salud mental y los trastornos en los medios cinematográficos y audiovisuales ha experimentado una evolución significativa a lo largo del tiempo. 

En los primeros años del cine, los trastornos mentales solían ser representados con abundancia de estereotipos y de forma amarillista, o bien, ni siquiera eran representados. Igualmente, se observaba que los personajes con trastornos mentales solían ser representados como villanos o personajes trágicos, lo que derivó una visualización de estereotipos negativos.

En las últimas décadas, ha habido un cambio hacia una representación más comprensiva y realista de estos temas.

Con el tiempo, se ha evolucionado hacia una representación más humanizada y sensible de la salud mental en el cine y la televisión. Las historias comenzaron a explorar las experiencias de las personas con trastornos mentales, mostrando sus luchas internas, pero también su humanidad y capacidad para la recuperación.

Además de trabajar con la visibilización de diversidad de experiencias que un ser humano puede tener con respecto a los trastornos y dar visibilidad a que no a todos les ocurre como si el trastorno fuese una fórmula matemática, se ha conseguido trabajar con un enfoque de prevención y resiliencia. Se han creado historias donde se permite ver cómo se enfrentan y superan los desafíos de la salud mental. También se ha podido destacar la importancia del apoyo social, el tratamiento y la autocompasión.

Estas son algunas de las obras donde se puede observar el trabajo de la salud mental:

  • Una mente maravillosa (A Beatiful Mind, 2001)
  • El lado bueno de las cosas (Silver Linings Playbook, 2012)
  • Nunca me abandones (Never Let Me Go, 2010)
  • Melancolía (Melancholia, 2011)
  • Black Swan (2010)
  • Una dosis diaria de Sol (2023) (Disponible en Netflix)
  • Está bien no estar bien (2020) (Disponible en Netflix)
  • Violet and Finch (2020) (Disponible en Netflix)

Fuente: YouTube, Netflix Latinoamérica)

Ahora bien, hablemos del material editorial y su relación con la salud mental. 

Como bien sabemos, tanto para jóvenes lectores, como para personas mayores, ya es más sencillo el acceso a libros que hablen de la salud mental. Pero las editoriales y los autores también han tenido una evolución con el paso del tiempo, al igual que el contenido audiovisual y cinematográfico.

Las editoriales también tuvieron problemas para publicar libros que abordan temas sobre la salud mental, ya sea por prejuicios, temas sensibles y controversiales (que aún ocurre), falta de conocimiento o preocupaciones comerciales. Conforme ha pasado el tiempo, ellos también se vieron obligados a abrirse a este nuevo camino. 

Las editoriales pasaban por alto la publicación de libros que abordan estos temas, o bien, aquellos que eran publicados, retrataban a las personas como lunáticas o peligrosas, lo que contribuía a perpetuar estereotipos y a aumentar el estigma asociado con estos temas. Actualmente, los libros sobre salud mental tienen mayor visibilidad y representación. 

Ahora se encuentran más voces y experiencias que se reflejan en dichas obras publicadas. Los autores han comenzado a explorar las complejidades de los trastornos mentales y sus efectos en las vidas de las personas, mostrando empatía y comprensión hacia los personajes que enfrentan estos desafíos. Muchos han plasmado sus experiencias personales en páginas, ya sea para no hacer sentir solos a quien lo lee o para generar compresión a las personas que sufren de trastornos mentales.

El hecho de que las editoriales permitan la publicación de libros sobre la salud mental, no solo busca entretener, sino también educar y aumentar la conciencia pública sobre estos temas. Hoy por hoy, es más sencillo y accesible encontrar libros que aborden dicho tema. Por eso, aquí te dejo una lista de libros de ficción contemporánea de temática romance que he leído que abordan la salud mental:

  1. Bajo la misma estrella por John Green.
  2. Mil veces hasta siempre por John Green.
  3. La magia de ser Sofía por Elísabet Benavent.
  4. El cuaderno de Maya por Isabel Allende.
  5. La casa de los espíritus por Isabel Allende.
  6. Abrázame fuerte por Daniel Peñaranda
Portada del libro “Mil veces hasta siempre” de John Green (2017). Fuente: Books Google.

Gracias a estas evoluciones que con el tiempo hemos tenido, se nos facilita la compresión y el aprendizaje sobre el tema de la salud mental. Ya sea que te guste ver más películas o prefieras la lectura, puedes educarte sobre el tema para así ser más empáticos y comprensivos con aquellos que sufren de trastornos mentales, o bien, para que sepas que no estás solo. 

Solo hay una forma de liberar la ansiedad. Y eso es, encontrar una persona a quien mostrarle tu dolor. Alguien a quien acudir por ayuda, que te ofrezca compañía cuando lo necesitas, que te ayude a salir de la rutina diaria.

Una dosis diaria de sol, Lee Jae-Kyoo, 2023

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

Graves consecuencias genéticas de la endogamia y el incesto

La endogamia según la Real Academia Española (RAE) es “la práctica de contraer matrimonio entre sí personas de ascendencia común” o “el cruzamiento entre individuos de una raza, comunidad o población aislada genéticamente.” Cabe recalcar que, dentro de la endogamia, por supuesto, encontramos también el incesto, que según la RAE es “la relación carnal entre parientes dentro de los grados en que está prohibido el matrimonio.”
Leer más