¿La hegemonía occidental se está perdiendo?

En un panorama mundial, Occidente se ha caracterizado por mantener una influencia sobre numerosas naciones, principalmente en aquellas que se encuentran en vías de desarrollo o que en su momento fueron colonias, saqueadas por las potencias para enriquecerse.

La globalización, las crisis económicas y el reciente surgimiento de nuevas potencias económicas han ido desplazando poderes de aquellos a los que siempre hemos estado acostumbrados a ver ejercer el dominio. 

Es necesario hacer un análisis desde distintas vertientes, como la política, la economía y por supuesto, la cultura para entender el por qué Occidente está perdiendo la influencia que mantenía hasta inicios del siglo XXI. Su influencia llegó al punto máximo luego de la Segunda Guerra Mundial, en donde los Estados Unidos y aliados se alzaron con la victoria, a excepción de la extinta URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). Nación con la que Estados Unidos se vería envuelto en una serie de competencias armamentísticas, espaciales y por supuesto, enfrentamientos indirectos en donde naciones influenciadas por ambos pensamientos su curtían en combates bélicos que, para colmo, los principales financistas de los conflictos eran las superpotencias antes mencionadas.

Occidente durante varios siglos tuvo gran presencia en el continente africano, extrayendo parte de sus recursos para beneficio propio, dejando como herencia inestabilidad política y económica. Evidenciado en los 9 golpes de Estado que ha sufrido la región solo en los últimos 3 años, siendo Gabón la última nación en sufrirlo, específicamente el 28 de agosto del 2023.

No obstante, el más relevante es el ocurrido en Níger, en donde una junta militar decidió anular el proceso electoral que permitiría la reelección del presidente para un tercer mandato. La junta militar ordenó la expulsión del embajador francés. Al mismo tiempo, miles de manifestantes exigen que la base militar presente desaloje a los 1,500 soldados franceses apostados en el lugar.

Níger, al igual que Burkina Faso y Malí, fueron colonias francesas que se volvieron independientes, pero la influencia francesa es tan latente que el idioma oficial de las 3 naciones es el francés. Además, las distintas bases militares que la nación europea mantiene en el lugar. 

Francia no es la única nación colonialista que ha perdido influencia en sus excolonias. Reino Unido ha tenido que aceptar que las colonias manifiesten su deseo de independizarse, este es el caso como de Belice, Jamaica, Granada y Bahamas. Aunque su independencia no signifique un cambio radical dentro de la gobernanza de estos países, simbólicamente es un golpe duro para la Commonwealth (“Comunidad de Naciones” traducido al español). 

Culturalmente, Occidente se ha visto afectado por la migración ilegal, proveniente de países con crisis en las cuales Occidente ha tenido influencia. Cientos de miles de personas ingresan a la Unión Europea en calidad de refugiados, ocasionando un choque entre las culturas occidentales, con las del Oriente medio o con las africanas que, a su vez, genera incomodidad entre los sectores más conservadores.

Estados Unidos no se queda atrás con el tema de la migración ilegal, luego de décadas en las que se dedicaron a impulsar regímenes y golpes de Estado en las naciones centroamericanas y sudamericanas, para evitar la influencia del comunismo en la región, hoy tienen que lidiar con caravanas de migrantes mientras que el techo de endeudamiento del país se ve sobrepasado, conduciendo al gigante norteamericano a una crisis económica tan seria como la ocurrida en el 2008.

Pese a todo lo mencionado con anterioridad: 

¿Por qué ha resonado tanto la pérdida de influencia occidental en el mundo?

La respuesta es una sola: Los BRICS.

¿Qué son los BRICS?

Los BRICS es un foro político y económico conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, todas potencias emergentes que buscan conformar un frente a su contraparte, el G7.

En la XV Cumbre de los BRICS, llevada a cabo en Johannesburgo, se comunicó que 6 naciones se estarían integrando al bloque económico, siendo estos:

  • Argentina
  • Irán
  • Egipto
  • Emiratos Árabes Unidos
  • Arabia Saudita
  • Etiopía.

El crecimiento de un bloque económico del cual varios miembros no están en sintonía con la influencia occidental, no solo debilita sus corrientes políticas y poder dentro de las regiones que durante décadas mantuvieron, también debilita su poder económico. Con China a la cabeza como la economía más grande del mundo y los países de Medio Oriente como los principales productores de petróleo en el mundo, Occidente tendrá que buscar nuevas maneras de mantener presencia en las regiones que les han ayudado a mantener su poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

Distrito Magdalena un nuevo proyecto que creará más trabajos en Alta Verapaz

Courban iniciará la construcción de la quinta expansión de Plaza Magdalena, ello traerá más desarrollo y empleo a Cobán y la zona Norte del país.  Como parte del desarrollo económico del municipio de Cobán, Alta Verapaz, la Desarrolladora Courban anuncia la creación del Distrito Magdalena, que busca convertirse en la principal opción de visita para miles de usuarios locales y de la región Norte de Guatemala.
Leer más