Hablemos sobre la ley de atención integral para pacientes con cáncer

Guatemala ha dado un paso crucial en la atención integral del cáncer al aprobar de urgencia nacional el Decreto 7-2024, Ley de Atención Integral del Cáncer. Esta medida se une a los esfuerzos globales para abordar una enfermedad que afectará a aproximadamente una de cada cinco personas en el mundo en algún momento de su vida. Sin embargo, ¿qué hay detrás de esta ley? ¿Cuáles son los retos a futuro y sus alcances?

Entendiendo la Problemática: Los datos de la atención oncológica Integral en el mundo

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha revelado resultados alarmantes sobre la desigualdad en el acceso al diagnóstico y tratamiento del cáncer en todo el mundo, como parte de una nueva encuesta

Los hallazgos se basan en datos recopilados de 115 países durante el 2022. Según las estimaciones, alrededor de 20 millones de nuevos casos de cáncer y 9,5 millones de muertes relacionadas con la enfermedad se registraron a nivel mundial en ese año.

Entre los países analizados, apenas el 39% proporcionaba los aspectos básicos del tratamiento oncológico como parte de sus servicios de salud financiados. La cobertura de cuidados paliativos, que incluye el alivio del dolor relacionado con el cáncer, era aún más escasa, presente solo en el 28% de las naciones evaluadas. 

Adicionalmente, se encontró que los países con ingresos más altos tenían una probabilidad significativamente mayor de incluir tratamientos como la radioterapia y los trasplantes de células progenitoras hematopoyéticas en sus servicios de salud financiados. En promedio, estos países tenían cuatro veces más probabilidades de ofrecer cobertura para la radioterapia y doce veces más probabilidades de ofrecer cobertura para los trasplantes de células madre en comparación con las naciones de ingresos más bajos.

A pesar del progreso que se ha logrado en la detección temprana de cánceres y en el tratamiento y cuidado de los pacientes con cáncer, existen disparidades significativas en los resultados del tratamiento del cáncer no solo entre regiones del mundo de ingresos altos y bajos, sino también dentro de los países. El lugar donde alguien vive no debería determinar si vive. Existen herramientas que permiten a los gobiernos priorizar la atención del cáncer y garantizar que todos tengan acceso a servicios asequibles y de calidad. Esto no es solo un problema de recursos, sino también una cuestión de voluntad política.

Dr. Cary Adams, director de la UICC - Unión Internacional para el Control del Cáncer.

Cifras de cáncer en Guatemala

Según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) en 2022, Guatemala registró 17,801 nuevos casos de cáncer y 10,369 muertes relacionadas. En los hombres, los tipos más prevalentes en todas las edades son cáncer de próstata, hígado y estómago. Mientras que en las mujeres, el cáncer más común es el de mama, seguido del cáncer cervicouterino, hígado y estómago. Cifras que subrayan la urgencia de estrategias integrales para la prevención, detección temprana y tratamiento del cáncer en el país.

Fuente: Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC)

Atención oncológica en Guatemala: Desafíos actuales

En el contexto de la lucha contra el cáncer en Guatemala, se evidencian obstáculos significativos que dificultan el acceso a la atención integral que cada paciente merece. La dura realidad de la pobreza choca frontalmente con los costos elevados de los tratamientos médico-oncológicos, creando un abismo que separa a quienes necesitan ayuda de la atención que oportunamente requieren. 

A esto se añade la lamentable falta de inversión pública en el sector de la salud, lo que deja a una parte considerable de la población en una situación de incertidumbre y desamparo. A pesar de los esfuerzos de instituciones como el Instituto de Cancerología (INCAN) de la Liga Nacional Contra el Cáncer de Guatemala, el Hospital Roosevelt y el Hospital San Juan de Dios, la triste realidad es que estos pilares de esperanza se enfrentan continuamente a la escasez de equipamiento y medicamentos esenciales. Por lo que con total certeza se puede afirmar que en el sector público la demanda de servicios médico-oncológicos supera significativamente la oferta disponible.

Fuente: Sitio Web de la Liga Nacional Contra el Cáncer

Finalmente, la falta de una política organizada por parte del Ministerio de Salud (MSPAS) para gestionar el presupuesto destinado a la atención del cáncer deja al descubierto una brecha crítica en la planificación y ejecución de recursos. Esta carencia de coordinación y eficiencia en la asignación de fondos resalta una necesidad urgente de reformas y mejoras en la gestión de la salud pública.

Un viaje al pasado: Iniciativa 6114

El lunes 18 de julio de 2022, la Comisión de Salud y Asistencia Social, presidida por el diputado Herbert Figueroa y conformada por la entonces diputada Lucrecia Hernández, quien fungía como ponente de la iniciativa, junto a los legisladores Evelyn Morataya, Oscar Chinchilla, Pedro Saloj, Armando Castillo, Bernardo Arévalo y Ligia Hernández, presentaron ante la Dirección Legislativa una iniciativa de ley para la atención integral del cáncer.

Fuente: Sitio web Congreso de la República

Para desarrollar la normativa, se llevaron a cabo cuatro mesas de trabajo. En primer lugar, la Sala Legislativa se reunió con instituciones públicas relevantes. Luego, se convocó a expertos, académicos y representantes universitarios para contribuir con sus conocimientos. En la tercera mesa, participaron Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) desde la sociedad civil. Y en la cuarta reunión, se escucharon las experiencias y necesidades de personas con cáncer, sobrevivientes, cuidadores y familiares para incorporarlas en la normativa propuesta.

Esta iniciativa de Ley busca fortalecer las políticas públicas para reducir la morbilidad y mortalidad del cáncer en Guatemala. Propone la creación de una Unidad Nacional de Atención Integral del Cáncer, un Registro Nacional del Cáncer, un Consejo Nacional Contra el Cáncer, un Comité Nacional de Farmacoterapia Contra el Cáncer y una Red Nacional de Apoyo Contra el Cáncer.

Además, propone un sistema de referencia y contrarreferencia, apoyo con telemedicina, un Centro Nacional de Información sobre el Cáncer, programas de capacitación de personal especializado, la implementación de un hospital especializado contra el cáncer y la vigilancia e investigación del cáncer.

En protección social, plantea programas de reinserción laboral de sobrevivientes del cáncer, mecanismos de educación específicos y campañas de comunicación en salud para la prevención y detección temprana del cáncer.

Para la financiación, propone asignar recursos en el presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado, con un aporte inicial de al menos Q600 millones, destinados a capacidades, formación de personal, investigación, fortalecimiento de servicios oncológicos, equipamiento, medicamentos e infraestructura en salud.

Esta iniciativa busca brindar atención integral, a través de acciones de prevención, promoción, diagnóstico temprano, curación y cuidados paliativos para los pacientes que sufren la enfermedad.

Lucrecia Hernández Mack

Una intervención costo-efectiva por excelencia

La atención integral del cáncer no solo es una intervención humanitaria necesaria para garantizar el bienestar y la salud de la población, sino que también es una estrategia económica y socialmente inteligente. Al adoptar un enfoque proactivo en la atención del cáncer, en lugar de limitarse al paradigma asistencialista, un gobierno puede lograr múltiples beneficios a largo plazo. Sin embargo, es lamentablemente común que los líderes gubernamentales, en su búsqueda de resultados rápidos y favores políticos, descarten una visión estratégica que contemple las implicaciones a largo plazo de sus decisiones y proyectos políticos.

Para abordar políticas a largo plazo de manera efectiva, los gobiernos deben tener una visión clara, establecer metas y objetivos realistas, y desarrollar estrategias y planes de acción concretos para alcanzar esos objetivos. Además, es importante que haya un compromiso continuo con la implementación y el monitoreo de estas políticas para garantizar su efectividad a lo largo del tiempo.

Invertir en atención integral del cáncer no solo es una cuestión humanitaria, sino también una decisión estratégica y económica inteligente para cualquier gobierno. Al priorizar la prevención, el diagnóstico temprano y el apoyo integral, se puede mejorar la salud y el bienestar de su población mientras reduce los costos a largo plazo asociados con el tratamiento del cáncer.

Con la mirada hacia el futuro

Hoy jueves 7 de marzo, un importante hito ha marcado el camino en la lucha contra el cáncer en nuestro país. Con la aprobación por urgencia nacional de la iniciativa 6114, la Ley de Atención Integral del Cáncer, Guatemala ha demostrado su firme compromiso con el bienestar de aquellos que enfrentan esta enfermedad. Con 130 votos a favor, este paso, que adopta el decreto 7-2024, promete transformar el paisaje de la salud pública.

Sin embargo, ahora más que nunca, se requiere vigilancia y acción. El verdadero desafío se encuentra en la implementación efectiva de esta ley y en la garantía de un acceso equitativo a la atención oncológica para todos los guatemaltecos. La tarea no es fácil, pero es esencial.

A pesar de los desafíos que enfrentamos, esta ley representa una ventana de esperanza en el horizonte. Es una oportunidad sin precedentes para elevar la calidad de vida de los pacientes con cáncer y sus familias. Pero su éxito no está garantizado; requiere una acción decidida y comprometida. Al aprovechar las herramientas disponibles y demostrar una voluntad política sólida, es posible trabajar en conjunto para convertir la atención oncológica asequible y de calidad en una realidad para todos los guatemaltecos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

Graves consecuencias genéticas de la endogamia y el incesto

La endogamia según la Real Academia Española (RAE) es “la práctica de contraer matrimonio entre sí personas de ascendencia común” o “el cruzamiento entre individuos de una raza, comunidad o población aislada genéticamente.” Cabe recalcar que, dentro de la endogamia, por supuesto, encontramos también el incesto, que según la RAE es “la relación carnal entre parientes dentro de los grados en que está prohibido el matrimonio.”
Leer más
Leer más

El suicidio: un problema de salud pública

La base de datos que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre defunciones da cuenta de más de 10 mil suicidios en los últimos 35 años. Es decir, en promedio 312 personas decidieron quitarse la vida anualmente en Guatemala, desde 1986 hasta 2019, según las boletas de defunción que procesan los registros civiles, antes en las municipalidades y desde 2006 en el Registro Nacional de las Personas (RENAP) pero sin duda no es una cantidad sumamente específica.
Leer más