Herederos e invasores (Entendiendo el derecho de autodeterminación)

La libre determinación de los pueblos es un concepto que, si bien es importante, es igual de confuso para muchos. Acompáñenme a explorar sus raíces, usos y como a la fecha, es parte medular de los conflictos más mediáticos de este siglo

Nunca deja de maravillarme el detalle con el cual las diversas naciones, dan estilo y diseñan sus documentos oficiales. Si bien la finalidad puede ser la misma, es en ese vacío de reglas donde se cuela la imaginación de cada estado con respecto a cómo certifica la autenticidad de sus certificados.

Dentro de esta labor, encuentro casos curiosos y otros un tanto fascinantes. Un claro ejemplo, corresponde a los documentos oficiales de la administración pública argentina, los cuales, llevan la leyenda: “Las Malvinas son argentinas”.

Se debe colocar la fuente siempre que sea posible

Esta frase, por pequeña que pueda parecer, lleva consigo inmerso un pesado bagaje político. Corresponde a un conflicto de hace 40 años que, a la fecha, sigue siendo una de las heridas abiertas dentro de la historia del pueblo argentino. Las Malvinas son para la historia argentina, lo que Belice es para la guatemalteca ¡Y más! 

El uso de esta en los documentos oficiales que emanan del gobierno argentino corresponde a una doble naturaleza. Primeramente, es una suerte de remembranza de los argentinos que pelearon en el conflicto de las Malvinas y perdieron su vida defendiendo la integridad del territorio, en segundo lugar y para mí, más importante, es una clara reafirmación de que no existe autodeterminación territorial de las Malvinas por ser un territorio con “población implantada”. 

La misma circunstancia se repite en diferentes países a lo largo del planeta. Por ejemplo:

  1. Guatemala sobre Belice.
  2. India, Pakistán y China sobre el valle de Cachemira. 
  3. Palestina sobre los territorios ocupados por Israel.
  4. Ucrania sobre la república Autónoma de Crimea tras la ocupación rusa.

Entre otros.

¿Qué es el derecho de autodeterminación de los pueblos?

Para llegar a la pregunta sobre los derechos territoriales, primero debemos de explicar detenidamente el concepto de: Derecho a la autodeterminación.

En palabras sencillas, la autodeterminación corresponde al derecho de cada uno de los pueblos sobre la integridad de su territorio y el que hacer del mismo, ya sea uniéndose a un territorio vecino por su propia conveniencia o, en cambio, segregándose del mismo para asegurar su autonomía e identidad independiente.

(President Woodrow Wilson Addresses Congress, 1917 (LOC)" by pingnews.com)

Si bien existe ese antecedente, no es hasta la Carta de Naciones Unidas que se le da un reconocimiento jurídico internacional a este derecho. Consagrando, en su artículo 1 que dentro de los propósitos de Naciones Unidas se encuentra:” …Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otras medidas adecuadas para fortalecer la paz universal” 

Pero este reconocimiento normativo no se queda allí, más adelante Naciones Unidas emitirá el denominado Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; mismo que, en sus artículos 1 y 3, reconoce el derecho a la libre determinación de los pueblos como aquel que les permite establecer de forma libre su formación política y su desarrollo económico, social y culturas.

El derecho a la libre determinación de los pueblos no es una normativa de carácter final, sino una idea que se materializa y moldea libremente para que estos territorios puedan adoptar las formas políticas y de gobernanza que más se ajusten a las necesidades de las mayorías.

¿Quiénes tienen derecho a la autodeterminación?

En general, cuando nos referimos a este derecho, corresponde a uno que existe para: “Todos los pueblos”, esta locución es bastante clara tanto en las normas internacionales en esta materia, como los fallos jurisprudenciales. Principalmente, podemos observar cómo este derecho asiste a aquellos pueblos autóctonos de determinadas regiones geográficas que fueron sujetos a servidumbre y despojados de sus tierras. 

Por ello, se cuenta con instrumentos internacionales como lo son la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Declaración de las Naciones Unidas (ONU) sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Las cuales reconocen el derecho de estos a la autonomía política, la forma en que llevarán su desarrollo económico e impone, por ende, una obligación por parte del estado al reconocimiento de estos.  

Este derecho a la libre determinación o autodeterminación corresponde a uno inalienable de los pueblos, cuyo ejercicio pertenece solo a ellos. 

La autodeterminación se da, en la mayoría de los casos, en una de dos variantes.

  1. La variante externa: correspondiente a aquellas decisiones llevadas a cabo para lograr la soberanía. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, conforme a esta aproximación: un pueblo puede determinar la formación de un Estado independiente, la libre asociación, la integración en un Estado ya existente o la adquisición de cualquier otro estatuto político según lo determine, libremente, su población”. Esta variante pues, reconoce el quebrantamiento del sistema colonial dominante, con la población dominada y genera su separación no solo social, sino territorial mediante la independencia. 
  2. La variante interna, en contraposición: “…contempla el derecho de los grupos a preservar su identidad y de los ciudadanos a participar en la vida política del país.” Por ende, la integridad del territorio se mantiene, pero son las formas de participación y autonomía política las que cambian.
El caso Namibia ("NAMIBIA" por bhandari2412 https://creativecommons.org/publicdomain/mark/1.0/?ref=openverse.)

Un claro ejemplo de cómo el apoyo de Naciones Unidas puede ser crucial para llegar a la autodeterminación, es el caso de Namibia. Hasta finales de los 70, este territorio había sido ocupado de forma ilegítima por el gobierno sudafricano.  Esto a pesar de los fallos condenatorios emitidos por la Corte Penal Internacional contra Sudáfrica. Dicho país, sometió a la población a la política de Apartheid, segregando a los africanos negros en su propio territorio. No fue sino hasta la Guerra de la Frontera Sudafricana que se logró iniciar la búsqueda de la independencia.

Naciones Unidas, emitió en su debido momento la Resolución 309 de 1972, en la cual reafirmó:

El derecho inalienable e imprescriptible del pueblo de Namibia a la libre determinación y la independencia… también la unidad nacional y la integración de Namibia.

A su vez, apoyando a dicha población para poder lograr su establecimiento como nación.

Las Malvinas

Un caso controvertido respecto a la aplicabilidad o no del derecho de libre determinación, es aquel referente a las islas Malvinas o Falklands. Un conjunto de islas que forman un territorio autónomo, pero bajo administración del Reino Unido; esto desde la toma de las islas por parte de Inglaterra en 1833. En ese año, fragatas británicas se asentaron en las islas y tomaron posesión para reafirmar su soberanía sobre la misma. 

El capitán de dicho navío, John J. Onslow envió instrucciones por escrito a la población, los términos pueden ser resumidos en: Hacer efectivo el derecho de soberanía británica sobre las islas, izar el pabellón en el territorio y retirar las fuerzas de la isla.

(Plano de las Islas Falkland [Material cartográfico])

Posteriormente, el año de 1843 serían emitidos por decreto real de la Reina Victoria, las denominadas Leyes y Ordenanzas de las Falkland Islands. Mediante estas, se reconoció a las islas como una dependencia del Reino Unido y se reafirmó la autoridad de su gobernador, el escultor y político escocés George Rennie. Poco después, las islas fueron colonizadas por grupos de escoceses que explotaron la industria ovejera dentro de las islas. Debido al éxito de la industria ovejera se creó la Falklands Islands Company dedicada a dicha actividad. 

Como en el caso de Namibia, entre 1964 y 1965, Naciones Unidas conoció la disputa entre Reino Unido y Argentina respecto a las Islas Malvinas. Un punto central de dichas reuniones fue el denominado Alegato Ruda, siendo esta la intervención del entonces representante y embajador José María Ruda, quien abiertamente denunció la ocupación inglesa indicando que: “Sólo en base a un acto de fuerza arbitrario y unilateral, Inglaterra se encuentra hoy en las Islas Malvinas.” y trajo a la mesa, el hecho que previo a la ocupación de la población inglesa, las Malvinas ya había sido territorio francés, español y argentino. 

Fruto de la intervención de ambos grupos, se logró la emisión de la resolución 2065 (XX) de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Esto permitió reconocer la existencia de un conflicto de reclamación territorial entre ambas naciones y llamó a continuar las negociaciones sobre el territorio. Dichas negociaciones se concatenaron en el memorándum de entendimiento entre Reino Unido y Argentina de 1968.

A pesar de la intencionalidad de trasladar devuelta el territorio a Argentina por parte de Reino Unido manifestado en el memorándum; se terminó otorgando la decisión a la voluntad de los isleños.

Al final del día, la presión del gobierno inglés, la prensa y los lobbies falkanderos (nombre dado a los grupos conservadores que buscaban la conservación de la isla) obligaron al cese de las negociaciones.

¿Existe derecho de autodeterminación para los isleños de las Malvinas?

Esta cuestión es esencial por ser el tema central del artículo. Dependiendo de a quien se le pregunte, la respuesta puede ser positiva o negativa.

Aquellos que defienden el derecho de autodeterminación propio de los isleños, se basan en la idea de que “todos” tienen derecho a la autodeterminación y que, repetidamente, han manifestado su deseo de conservarse en la corona británica. Esto, de acuerdo con el censo de 2021, se debe a que el 70% de los habitantes de la isla, se identifica como Falklander, británico o una mezcla de ambos. Lo cual, significa que la población en su mayoría se ha vuelto autóctonos desde la ocupación escocesa del siglo XIX. Su deseo manifiesto puede ser observado mediante el referéndum de 2013 realizado por el gobierno de las Malvinas, mediante el cual, realizaron consulta a su población sobre continuar bajo el estatus como territorio de ultramar de Reino Unido o no.

"Southsea Hampshire. 'Yomper' Esta estatua fue develada por la Baronesa Thatcher de Kesteven O.M.,P.C.,FRS. 8 Julio 1992 para conmemorar a los marineros y aquellos que sirvieron en el pacifico sue dueante la guerra de las Malvinas de 1982." por Anne y David https://creativecommons.org/publicdomain/mark/1.0/?ref=openverse.

Los resultados fueron claros, ya que, de acuerdo con los datos emanados del referéndum, el 99.8% de los ciudadanos de Malvinas deseaban continuar como territorio británico.

A su vez, el gobierno británico, hace uso de la carta de Naciones Unidas para defender el derecho de la población de Malvinas a la autodeterminación; ignorando totalmente que, la población propiamente dentro de la isla fue originalmente traída por ellos expulsando a los militares argentinos que estaban en la isla.

Los críticos abiertamente desafían la posición de Reino Unido, elevando la pregunta sobre si la carta se puede aplicar en este caso, debido a que las Malvinas no corresponden a un estado, sino a un territorio no autónomo administrado por el Reino Unido. Buscando desacreditar su derecho en ese sentido. Sin embargo, esto es una interpretación errónea de la carta, pues la misma menciona a naciones, no estados. Y los pueblos naciones, como lo puede ser Malvinas, si entran en esta categoría.

Esta posición de negar la libre determinación de los isleños históricamente ha sido defendida por el gobierno argentino, quienes incluso boicotearon el referéndum de 2013, tachando a este como: “Un ejercicio propagandístico que no altera en nada la situación existente”.

(The War Hospital (Falklands) Ajax Bay.jpg" por Chris Pearson de Leuchars, Escocia)

Para los argentinos, el derecho de autodeterminación no aplica a las Malvinas, por tacharlos de ser una población implantada, que no tiene reclamación territorial sobre las islas. Esta idea, Argentina reitera, fue seguida por la ONU en su resolución de 2021 Cuestión de las Islas Malvinas (Falkland Islands), al tachar la situación de las islas como una: “especial y particular situación colonial”. Y de igual forma, citan continuamente la resolución 1514(XV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la cual establece que:

La libre determinación requiere para su aplicación de la existencia de un sujeto activo capaz de ejercer su derecho a la libre determinación, es decir, de un “pueblo” sujeto a la dominación o explotación extranjera.

Resolución 1514(XV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Conclusiones del caso y punto de vista sobre el derecho de libre determinación

Si bien la Argentina puede tener una opinión muy fuerte al referirse sobre su derecho en las islas, creo que su punto de vista puede ser contraproducente. Desde su descubrimiento, las Malvinas han sido disputadas por diferentes países (Francia, España, Reino Unido) y no existe una población autóctona de esa época, eran islas desiertas.  Fue a través de la colonización que tanto critican que se logró establecer las bases y pueblos dentro de esa isla. Si no hubiera colonización, no habría Malvinas habitables.

Y esto no es malo, toda nación, si retrocedemos lo suficiente en la historia, fue invasora y ocupante de sus actuales territorios. Y no por ello tiene el menor reclamo sobre dónde está parada. 

Creo que, el momento para exigir inútilmente soberanía ha pasado, salvo que se den nuevas negociaciones y quizás sea mejor dejar que los habitantes decidan. 

A su vez, debemos dejar las etiquetas de herederos e invasores y tratar de subsistir; no en un mundo de colores e ideas, sino uno de personas que tratan de vivir felices y en paz. Naciones Unidas hizo bien en referirse a este derecho bajo la frase “todos los pueblos”; puesto que, rompe estigmas y busca que podamos eventualmente y en armonía, llegar a consensos que nos beneficien por igual. Y por, sobre todo, continuar otorgando el derecho de libre determinación a los habitantes actuales, no como poblaciones autóctonas o invasores, sino como población libre y habitante de dicho lugar.

Bibliografía:

  • Carta de la Organización de Naciones Unidas, Art. 1
  • La Resolucion 1541 (XV) de la Asamblea General “Principios que deben servir de guía a los estados miembros para determinar si existe o no la obligacion de transmitir la informacion que se pide en el inciso e del artículo 73 de la carta” (15 de diciembre de 1960) Disponible en: https://daccess-ods.un.org/tmp/168742.835521698.html
  • La Resolucion 2625 (XXV) de la Asamblea General “Declaración sobre los principios de derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas (A/8082)” (24 de octubre 1970) Disponible en: https://daccess-ods.un.org/tmp/3237577.9747963.html
  • Alegato del Dr. José María Ruda, Embajador de Argentina, en el Subcomité III del Comité de Descolonización de la ONU. 9/9/1964.
  • Embajada de la Republica de Argentina en Peru, Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacioanl y Culto. http://www.ideam.gov.co/web/atencion-y-participacion-ciudadana/cambio-climatico https://eperu.cancilleria.gob.ar/es/content/islas-malvinas-la-trampa-del-referendum-0
  • La Resolución 1514(XV) de la Asamblea General “Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales” (14 de diciembre de 1960) Disponible en: https://daccess-ods.un.org/tmp/9031096.10080719.html
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

¿Con cuánto tiempo de anticipación debo de avisar mi renuncia?

A lo largo de nuestras vidas, la mayoría hemos pasado por este escenario. Ya sea por diversas causas, crecimiento profesional, económico, nuevos retos, entre otros. Sin embargo, al estar cerca de poder dar la noticia a nuestros superiores, entran varias cuestionantes. Una de ellas es, ¿cuál es el tiempo de anticipación con el que debo de avisar?, acompáñanos en este artículo en el cual te explicaremos a grandes rasgos como se establece en el marco legal de nuestra República.
Leer más
Leer más

¿Cómo defenderse de los cobradores telefónicos?

Lucia es una guatemalteca promedio. Labora de sol a sol para poder hacerse de un salario que apenas, cubre las necesidades mínimas, suyas y de sus familiares. Para ella, llegar a su casa debería ser el símbolo del final de sus labores; sin embargo, el sonido del teléfono se está convirtiendo en una amarga costumbre. La tarea de evadir a los gestores de cobros.
Leer más