La importancia vital de la salud mental: cuidar nuestro bienestar interior

Nuestra salud mental es de suma importancia. Buscar ayuda profesional es el primer paso hacia la sanación emocional. Tomarse tiempo para descansar y desconectar del estrés diario es esencial para mantener el equilibrio. A nivel global, las estadísticas sobre salud mental son alarmantes, recordándonos la urgencia de abordar este tema.

En un mundo donde el ritmo de vida es frenético y las demandas parecen infinitas, la salud mental se ha convertido en un tema de vital importancia. Sin embargo, a menudo se pasa por alto en favor de otras preocupaciones más tangibles. Pero la verdad es que nuestra salud mental no solo afecta nuestra calidad de vida, sino que también, puede tener consecuencias devastadoras si no se le presta la atención debida. 

La salud mental abarca nuestra salud emocional, psicológica y social, siendo fundamental para nuestra capacidad de afrontar el estrés, mantener relaciones saludables y tomar decisiones informadas. Ignorar nuestra salud mental, puede conducir a una serie de problemas como depresión, ansiedad, trastornos alimentarios e incluso pensamientos suicidas.

Buscar ayuda profesional: el primer paso hacia la sanación

Buscar ayuda profesional es un paso crucial en el camino hacia la recuperación y/o el bienestar mental. Los terapeutas y psicólogos están capacitados para ayudarnos a explorar nuestros pensamientos y emociones, identificar patrones negativos de comportamiento y desarrollar estrategias efectivas para afrontar los desafíos de la vida. 

Además, recibir apoyo de un profesional de la salud mental puede ayudarnos a sentirnos validados y comprendidos, lo que a su vez puede reducir el estigma asociado con los trastornos mentales. Es importante recordar que pedir ayuda no es un signo de debilidad, sino un acto de valentía y autocuidado.

Foto: Canva

Tomarse tiempo para descansar y desintoxicarse

En un mundo donde la hiperconectividad es la norma y la multitarea se considera una habilidad deseable, tomarse tiempo para descansar y desintoxicarse del estrés diario es más importante que nunca. El descanso no solo nos permite recargar energías físicas, sino que también nos brinda la oportunidad de calmar nuestra mente y reconectar con nosotros mismos. 

En un contexto donde la ansiedad y la depresión están en aumento, encontrar momentos de tranquilidad puede ser un antídoto poderoso contra el agotamiento emocional y el desgaste mental. Ya sea practicando la meditación, disfrutando de actividades al aire libre o simplemente desconectando de la tecnología por un tiempo.

Cuidar de nuestra salud mental es una inversión en nuestro bienestar a largo plazo.

Foto: Freepik

Estadísticas globales sobre salud mental: una realidad alarmante

Los datos a nivel mundial sobre la salud mental son preocupantes y reflejan la magnitud del problema que enfrenta la sociedad actual. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 450 millones de personas en todo el mundo sufren algún tipo de trastorno mental, lo que representa aproximadamente el 7% de la carga global de enfermedad.

También se estima que más de 800,000 personas mueren por suicidio cada año, lo que convierte a esta trágica realidad en una de las principales causas de muerte entre personas de 15 a 29 años. Estas estadísticas son un recordatorio contundente de la necesidad de abordar la salud mental con seriedad y urgencia a nivel global.

Foto: canva

La realidad de la salud mental en Guatemala: un reto pendiente

En Guatemala, la situación de la salud mental también presenta desafíos significativos que requieren atención inmediata. Según datos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), los trastornos mentales afectan a una parte considerable de la población, pero el acceso a servicios de salud mental sigue siendo limitado. Factores como la estigmatización, la falta de recursos y la escasez de profesionales capacitados, contribuyen a perpetuar esta situación. 

Asimismo, la falta de conciencia y educación sobre la salud mental sigue siendo un obstáculo importante para aquellos que buscan ayuda. No obstante, a pesar de estos desafíos, hay esperanza. Organizaciones locales y activistas están trabajando para aumentar la conciencia sobre la importancia de la salud mental y mejorar el acceso a servicios de calidad en todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

Graves consecuencias genéticas de la endogamia y el incesto

La endogamia según la Real Academia Española (RAE) es “la práctica de contraer matrimonio entre sí personas de ascendencia común” o “el cruzamiento entre individuos de una raza, comunidad o población aislada genéticamente.” Cabe recalcar que, dentro de la endogamia, por supuesto, encontramos también el incesto, que según la RAE es “la relación carnal entre parientes dentro de los grados en que está prohibido el matrimonio.”
Leer más
Leer más

El suicidio: un problema de salud pública

La base de datos que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre defunciones da cuenta de más de 10 mil suicidios en los últimos 35 años. Es decir, en promedio 312 personas decidieron quitarse la vida anualmente en Guatemala, desde 1986 hasta 2019, según las boletas de defunción que procesan los registros civiles, antes en las municipalidades y desde 2006 en el Registro Nacional de las Personas (RENAP) pero sin duda no es una cantidad sumamente específica.
Leer más