“Lolamicina” el nuevo antibiótico inteligente que puede eliminar bacterias sin afectar el microbioma

Científicos han desarrollado un antibiótico llamado Lolamicina, que puede dirigirse a un grupo específico de microbios dañinos sin afectar a los que habitan pacíficamente en el intestino.

Un grupo de científicos ha desarrollado un antibiótico innovador que puede matar bacterias Gram negativas patógenas, incluso aquellas resistentes a muchos otros medicamentos, sin dañar el microbioma intestinal. Este descubrimiento, detallado en un estudio publicado en la revista Nature, podría revolucionar el tratamiento de infecciones bacterianas si se demuestra efectivo en humanos. “Podría ayudarnos enormemente”, afirma Sebastian Hiller, biólogo estructural de la Universidad de Basilea, en Suiza, quien no participó en la investigación. No obstante, Hiller advierte que la eficacia del compuesto dependerá de si las bacterias desarrollan resistencia a él a largo plazo.

Te recomendamos leer: El problema de automedicarse 

Nuevo Enfoque Contra Viejos Enemigos

Las bacterias Gram negativas, como Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae, son responsables de enfermedades que van desde la salmonella hasta el cólera, y pueden desencadenar sepsis, una respuesta inmunológica potencialmente letal. “Tienen múltiples barreras que impiden la penetración de los antibióticos”, explica Zemer Gitai, biólogo molecular de la Universidad de Princeton. Debido a estas barreras, casi no existen antibióticos que se dirijan específicamente a estas bacterias sin causar daño colateral en el microbioma intestinal, lo que puede permitir la proliferación de patógenos peligrosos como Clostridioides difficile.

Desarrollo de Lolamicina

Buscando una forma de sortear las defensas de las bacterias, los investigadores comenzaron con compuestos que inhiben el “sistema Lol”, un grupo de proteínas exclusivo de las bacterias Gram negativas. Modificando estos compuestos, los científicos desarrollaron la lolamicina, que “mata selectivamente las bacterias patógenas sobre las no patógenas basándose en las diferencias en las proteínas Lol entre estas bacterias”, según Paul Hergenrother, coautor del estudio y químico de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

Resultados Prometedores en Ratones

La lolamicina mostró efectos antimicrobianos contra más de 130 cepas de bacterias resistentes a múltiples medicamentos en pruebas de laboratorio. Además, todos los ratones con infecciones del torrente sanguíneo sobrevivieron tras recibir lolamicina, mientras que el 87% de los no tratados murieron en tres días. El estudio también demostró que la lolamicina no alteró significativamente el microbioma intestinal de los ratones, a diferencia de antibióticos comunes como la amoxicilina, que provocaron infecciones por C. difficile.

Perspectivas Futuras

Gitai señala que el estudio “demuestra la viabilidad” de atacar el sistema Lol, pero añade que “hay un largo camino desde mostrar eficacia en ratones hasta desarrollar un fármaco para uso humano”. Hiller también se muestra cauteloso, destacando que el proceso desde el descubrimiento de un antibiótico hasta su aprobación clínica puede tardar más de dos décadas y es difícilmente rentable. “En los últimos diez años se han descubierto entre diez y veinte nuevos antibióticos gramnegativos”, comenta, “pero ninguno ha obtenido la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos”.

La lolamicina podría ser una herramienta crucial en la lucha contra las infecciones bacterianas, pero su futuro en la medicina humana aún depende de más investigaciones y pruebas clínicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like