Miles de historias por contar

Los museos son lugares llenos de cultura e historias que nos relatan de la manera más especial la vida de nuestros antepasados sobre los orígenes de la humanidad y de nuestra cultura. Fomentar la visita de estos lugares permite ampliar nuestro conocimiento y a la vez vivir físicamente la experiencia de viajar al pasado.

A lo largo de la historia del mundo se han desarrollado miles de millones de historias contadas por el ser humano, experiencias buenas y malas según el contexto en el que se ha desarrollado, pero toda historia nos permite armar el rompecabezas de lo que nos hace parte de una ciudad o un país como es el caso de Guatemala. Y ¿cuál es la manera más bonita y cercana que tenemos para conocer y experimentar sobre nuestro pasado? (y no estoy hablando de Google o el internet en general). Pues no hay mejor experiencia para transportarnos al pasado y conocer de nuestras raíces chapinas que yendo a un museo.

Aunque entiendo que actualmente las visitas a estos centros culturales cada vez son más difíciles por toda la información que ahora tenemos a nuestra disposición por medio de nuestros celulares, tablets y computadoras con acceso al internet o gracias a la industria del entretenimiento con las innumerables plataformas de streaming que generan miles de documentales, dramatizaciones y hasta series inspiradas en antecedentes históricos. Esta información captura nuestra atención y sin duda nos permite viajar a lo largo de todo el mundo para prender cada vez más de dónde venimos por medio de una pantalla, pero considero que parte de la magia de ir a un museo o exposición, es que nos permiten adentrarnos en el pasado de una manera física, en algunos lugares incluso permiten manipular objetos antiguos para que tengamos una experiencia para nunca olvidar con nuestros amigos o familia.

La disminución en la frecuencia de visitas a los museos puede atribuirse a varios factores y estos pueden variar según el contexto cultural y social de cada región. El cambio de intereses y preferencias, falta de promoción y accesibilidad, aunque a veces hay horarios o días en donde no se le cobre el acceso al público o el costo es menor de lo habitual. La información que antes solo estaba disponible en los museos ahora se puede acceder en línea. Esto puede haber disminuido la necesidad percibida de visitar físicamente un museo para obtener información cultural o histórica. En algunos casos hasta los factores económicos pueden influir. 

Las personas pueden considerar que los museos son costosos o no prioritarios en términos de gastos de entretenimiento. Sin embargo, los museos también están tomando medidas para abordar estos desafíos, utilizando tecnología, colaborando con la comunidad y reevaluando sus enfoques para hacer que las visitas sean más atractivas y educativas.

Por ejemplo, si a ti te gusta disfrutar del silencio y la tranquilidad que los museos pueden brindar, hay museos que tienen bibliotecas libres al público o cafeterías para que puedas disfrutar de esa tarde de cultura de la mejor manera posible.

Miguel Lozano, 02/07/2018

Fomentar la visita de museos tiene varias implicaciones positivas tanto a nivel cultural como social y educativo. Principalmente la preservación del patrimonio cultural ya que estos son guardianes de la historia y la cultura de un país. Además, los museos son herramientas educativas valiosas. Ofrecen a los visitantes la oportunidad de aprender sobre la historia, la arqueología, las artes y la ciencia de una manera interactiva y atractiva. Esto es especialmente importante para las nuevas generaciones que pueden aprender sobre su herencia y comprender la diversidad cultural del país.

Fomentar la visita de museos contribuye al desarrollo del turismo cultural en Guatemala, los cuales atraen a turistas interesados en explorar la riqueza cultural del país, lo que puede tener un impacto positivo en la economía local. Se puede fortalecer el sentido de pertenencia y orgullo nacional al destacar los logros, la historia y la diversidad cultural de Guatemala. Además, estos no solo exhiben artefactos históricos, sino que también son lugares donde se pueden apreciar diversas expresiones artísticas las cuales pueden inspirar la creatividad y el interés en las artes entre la población.

Algunos museos están dedicados a la ciencia y la naturaleza. Estos lugares ofrecen la oportunidad de concientizar a la población sobre la importancia de la conservación del medio ambiente y el avance científico, como por ejemplo el Museo de Arqueología y Etnología, donde podemos encontrar un sinfín de artículos de la época de los Mayas y representaciones a escala de las antiguas ciudades que nos permiten entender a nuestros antepasados. O el Museo de Historia Natural, el cual tiene una mariposario para vivas la experiencia de estar rodeado de estos insectos y también tienen una colección de distintas formas de conchas que podemos encontrar a la orilla del mar. 

Otro museo que siempre me gusta visitar y que han buscado la manera de hacerlo más atractivo al público en general es el Museo del Ferrocarril, el cual nos permite tener la experiencia de ver, tocar y hasta entrar a conocer como eran los vagones de un ferrocarril y transportarnos a la época donde la estación tenía vida y veía caminar y viajar a miles de personas por sus vagones, personas que tenían historias por contar al irse o llegar de su destino.

Por último, la visita a museos puede ser una actividad familiar, comunitaria o individual si es que quieres un día dedicado para ti y a aprender cosas nuevas. Esto promueve la integración social y proporciona oportunidades para el diálogo intergeneracional. La exposición a diferentes perspectivas, historia y culturas en los museos puede fomentar el pensamiento crítico y la comprensión más profunda de la sociedad. Y no olvidemos que esta actividad también la puedes realizar en otro país, del cual tu desees aprender de su cultura.

Alejandro Quiñonez, 04/06/2023
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

Logorama: Un ejercicio para repensar las marcas

Un nuevo día, el sol sale junto al cantar de los pájaros. A tempranas horas ya hay movimiento en esta inmensa ciudad. Desde ya nos presentan las personalidades de nuestros primeros personajes, policías hablando sobre el zoológico y lo depresivo que puede ser, hasta que de repente visualizan a un aparente criminal y empieza una feroz persecución.
Leer más