Pantallas en pausa ¿Cómo Francia planea proteger a los niños de la era digital?

Por iniciativa del residente francés Emmanuel Macron, un grupo de expertos se reunió para abordar los peligros del uso de pantallas en menores. Su reciente informe destaca los alarmantes efectos negativos en la salud infantil y propone medidas urgentes para proteger a los jóvenes de la era digital.

Al inicio del año, el presidente francés Emmanuel Macron convocó a un grupo selecto de diez expertos con la finalidad de establecer un consenso científico y formular recomendaciones sobre el uso responsable de pantallas por parte de los menores. “Es imperativo que retomemos el control sobre las pantallas y brindemos apoyo a nuestras familias”, enfatizó.

Después de un exhaustivo periodo de cuatro meses, en el que se revisaron numerosos estudios científicos y se realizaron consultas a más de cien especialistas, la comisión (liderada conjuntamente por el neurólogo Servane Mouton y la psiquiatra Amine Benyamina, experta en adicciones) ha presentado un informe que contiene 29 propuestas detalladas. Estas pretenden transformar radicalmente la forma en que niños y jóvenes interactúan con la tecnología digital.

Sobre el informe: “En la búsqueda del tiempo perdido”

El informe es enfático en sus recomendaciones y establece una serie de directrices claras para proteger a los niños de las tácticas agresivas de la industria tecnológica, diseñadas para capturar su atención y convertir su tiempo frente a las pantallas en una fuente de ingresos. Se advierte que los menores están siendo tratados como “mercancía” en el emergente mercado digital.

Directrices clave:

    • Antes de los 3 años: los niños no deben tener contacto con pantallas, incluida la televisión.
    • Antes de los 11 años: se aconseja que los niños no posean ningún tipo de teléfono.
    • Entre 11 y 13 años: los menores solo deben tener acceso a teléfonos básicos sin  internet.
    • A partir de los 13 años: se considera apropiado el uso de smartphones, siempre con una supervisión adecuada.
    • Antes de los 15 años: evitar el uso de redes sociales para prevenir la exposición a prácticas que buscan monetizar su atención.

El informe también insta a que los adolescentes se mantengan alejados de TikTok , Instagram y Snapchat hasta los 18 años.

Uso de pantallas y su impacto en la salud y bienestar

El informe destaca la preocupación por el aumento de la utilización de pantallas entre los niños y adolescentes, ya que tiene un impacto negativo en su salud y bienestar. La evidencia sugiere que la exposición prolongada a dispositivos digitales contribuye significativamente al déficit de sueño y al sedentarismo, lo que a su vez se asocia con un mayor riesgo de obesidad y enfermedades crónicas en la población pediátrica.

Además, la constante necesidad de estar conectados y la presión por mantenerse al día con las redes sociales, provoca trastornos del sueño en los jóvenes. Esta hiperconectividad no solo interfiere con la calidad del descanso, sino que también puede llevar a una dependencia real de la tecnología, similar a un síndrome de abstinencia cuando se retira el acceso a ella.

“Hubo un claro consenso sobre los efectos negativos directos e indirectos de las pantallas , particularmente sobre el sueño, el sedentarismo -que fomenta la obesidad y la miopía”

Advierte el informe.

¿Regulará el gobierno el acceso a las pantallas respondiendo al llamado de Macron?

A pesar de que el gobierno francés aún no ha delineado un plan de acción concreto tras la divulgación del informe, el presidente Macron había sugerido previamente la posibilidad de implementar “prohibiciones o restricciones” para abordar las preocupaciones planteadas.

La incertidumbre persiste y las dudas se mantienen en el aire, dejando a la sociedad en expectativa sobre las medidas que podrían tomar las autoridades para proteger a los menores de los riesgos asociados al uso excesivo de pantallas y redes sociales. Lo que es claro, es que el debate está abierto y las decisiones que se tomen, podrían sentar precedentes importantes para el futuro de la regulación digital en Francia y posiblemente, en otras partes del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like