¿Qué derechos me asisten como ciudadano cuando me detienen?

En Guatemala, si te detienen, tienes derechos clave: ser informado del motivo, conocer tus derechos, no declarar sin un juez, elegir defensor y acceder a todas las actuaciones del caso. Solo la PNC y tribunales pueden detenerte. ¡Conoce y defiende tus derechos!

Escrito por: Saúl Melgar

Cuando se trata de detenciones, en Guatemala es importante estar informado sobre los derechos que le asisten al ciudadano. Mediante este artículo, abordaremos de forma detallada los derechos que asisten a las personas en caso de ser objeto de detención por las autoridades competentes.

¿En qué casos te pueden detener?

Antes de abordar los derechos del detenido, es fundamental entender los motivos por los cuales se puede ser objeto de una detención. Según el artículo 6 de la Constitución Política de la República de Guatemala:

“Ninguna persona puede ser detenida o presa, sino por causa de delito o falta y en virtud de orden librada con apego a la ley por autoridad judicial competente. Se exceptúan los casos de flagrante delito o falta…”

De esto se puede deducir que, las personas únicamente pueden ser detenidas por hechos constitutivos de delitos o faltas, en los casos de denuncias o querellas, se debe dar en apego a una orden de juez competente. Caso contrario, cuando fuere un delito o falta en flagrancia, pueden las fuerzas de seguridad (PNC) actuar sin que medie dicha orden, levantando una previsión policial.

Puedes leer: ¿Qué es un delito y qué es una falta?

¿En qué casos te pueden detener?

Del análisis anterior despejamos que, es la PNC y los tribunales, los entes encargados de detener a la persona por delitos o faltas. En ningún caso otra persona podría detener a alguien. Ello constituiría un delito en sí mismo.

¿Cuáles son los derechos básicos del detenido?

Como normas básicas respecto a los derechos básicos de la persona al momento de ser objeto de detención por un proceso penal, es esencial referirnos a los contenidos en la Constitución Política de la República de Guatemala, en su artículo 7 y 8. Mismos que establecen entre esos derechos:

1. El derecho a ser informado del motivo de su detención. La persona debe ser informada de manera verbal o de forma escrita de las razones de su detención.

2. El derecho de ser informado inmediatamente de sus derechos Esto se hará en forma que le sean comprensibles, especialmente los referentes a su defensa. Y su derecho a no ser obligado a declarar sino ante autoridad judicial competente.

En tal respecto, la Policía Nacional Civil, al momento de realizar la aprehensión de una persona, debe respetar dichos derechos. Circunstancia que, ellos hacen ver en sus prevenciones policiales, donde indican normalmente, haber hecho saber a las personas los derechos que tienen y que están contemplados en los artículos 7 y 8 de la Constitución Política de la República de Guatemala.

3. Del derecho a un interrogatorio ante la autoridad judicial competente A su vez, debido a que, en Guatemala, la primera declaración del sindicado no es realizada hasta estar en presencia del juez, no es legal que se realice un interrogatorio a la persona fuera de esta instancia. Y para ello, los detenidos deben ser puestos a disposición de una autoridad judicial competente en el plazo de 6 horas.

Cualquier interrogatorio realizado fuera de estos controles, carece de valor y debe considerarse un interrogatorio extrajudicial.

4. El derecho de elegir un defensor. Conforme al artículo 92 del Código Procesal Penal, la persona detenida y sindicada de un hecho delictivo, comprendido como un delito o falta, debe ser auxiliado por un abogado defensor. El detenido tiene derecho a designar a la persona que ejercerá su defensa técnica y en caso de no hacerlo, el tribunal lo hará por este.

5. El derecho a la defensa. Mismo que no debe ser confundido con el derecho a elegir un defensor, este derecho constitucional establece que nadie puede ser condenado, privado de sus derechos, sin haber sido citado, oído y vencido en proceso legal ante autoridad competente. Y ese mismo artículo prohíbe el uso de tribunales secretos o procesos no establecidos previamente en ley.

Bajo este derecho, la persona no puede ser sometida a castigo, sino hasta que fuese emitida una sentencia condenatoria en juicio.

6. Derecho a conocer de forma personal todas las actuaciones De igual manera, la carta magna establece que, la persona detenida tiene derecho a conocer de forma personal, verbal o escrita, todas las actuaciones, documentos y diligencias que se estén realizando sobre su persona durante el proceso. Esto incluye por ende el derecho a que no se declare reserva alguna de documentos y diligencias que podrían ser de su necesidad conocer, y las mismas deben ser provistas de forma inmediata.

En manera de ejemplo, hablemos del caso de una denuncia por un delito

Juan Pedro interpone una denuncia ante el Ministerio Público en el cual, culpa a tu persona del delito de robo. Tras recibir la denuncia, esta es remitida a la fiscalía correspondiente. Al determinar indicios suficientes, los fiscales solicitan ante el juez competente en una audiencia unilateral se dé una orden de aprehensión en tu contra. Esto conforme la facultad establecida en el artículo 257 del Código Procesal Penal.

Solicitada esta orden y otorgada por el juez, eres capturado con orden de aprehensión y el auxilio de las fuerzas del orden público (PNC) en tu casa (Derecho de legalidad) y en cumplimiento a la presencia de una orden de aprehensión.

En dicha aprehensión, la policía acompañada de los fiscales, te hace saber del motivo de tu detención y te harán saber tus derechos. Te transportarán hasta un centro de detención para ser escuchado en un plazo que no exceda de las seis horas por el juez competente para realizar tu primera declaración.

Se abstendrán de realizar un interrogatorio previo hacia tu persona y te harán saber del derecho que te asiste de tener la presencia de tu defensor. Una vez eres colocado ante la presencia del juez competente, este te hará saber de los motivos de tu detención, confirmará la presencia de tu abogado y te pondrá en conocimiento de forma verbal y escrita de todas las diligencias, documentos.

En este proceso, se te deberá brindar un trato de presunción de inocencia, hacerte saber de los documentos y diligencias que sean necesarias y no se te colocará en un centro penitenciario, sino hasta haber sido citado, oído y vencido por el tribunal competente.

A su vez, tendrás el derecho para formular tus peticiones a lo largo del procedimiento hasta llegar a su conclusión.

En este caso, podemos observar cómo tus derechos se verán reflejados y cómo deben asegurar el respeto de los mismos.

Conclusión

Conocer y hacer valer los derechos del detenido es fundamental para garantizar la justicia y el respeto a la dignidad humana en cualquier proceso penal en Guatemala. La Constitución Política de la República de Guatemala establece claramente estos derechos, los cuales son esenciales para proteger a los ciudadanos de posibles abusos de autoridad y asegurar un debido proceso. Es crucial que tanto las autoridades, como los ciudadanos, estén informados y actúen conforme a estos preceptos legales para mantener la integridad del sistema judicial y los principios democráticos del país.

Hemos desglosado los derechos fundamentales que asisten a una persona desde el momento de su detención hasta la culminación del proceso penal, haciendo hincapié en la importancia de cada uno de ellos. Desde el derecho a ser informado de los motivos de la detención, hasta el derecho a un defensor y a una defensa justa. Cada paso del procedimiento debe ser llevado a cabo con total transparencia y apego a la ley.

La defensa de estos derechos no solo protege a los individuos, sino que también fortalece el Estado de derecho y la confianza en el sistema judicial guatemalteco. Es responsabilidad de todos los actores del sistema de justicia, así como de la sociedad en general, velar por el cumplimiento de estos derechos para asegurar una justicia equitativa y humana para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

¿Qué es un delito y qué es una falta?

Imagínate estar en un día cotidiano, navegando por las redes sociales, ¿Cuáles son las noticias que más aparecen en tu feed? ¿Son acaso aquellas referentes a hechos criminales? Observas la noticia y te preguntas ¿Qué es un delito? ¿Dónde se encuentran establecidos los delitos? ¿Y las conductas que no son delito, pero contrarían la ley penal, que son?
Leer más