¿Qué es un delito y qué es una falta?

Imagínate estar en un día cotidiano, navegando por las redes sociales, ¿Cuáles son las noticias que más aparecen en tu feed? ¿Son acaso aquellas referentes a hechos criminales? Observas la noticia y te preguntas ¿Qué es un delito? ¿Dónde se encuentran establecidos los delitos? ¿Y las conductas que no son delito, pero contrarían la ley penal, que son?

Escrito por: Hesed Sue Hellen Estrada Galindo

A diario observamos noticias acerca de asesinatos, robos, extorciones o estafas, sin embargo, muchas veces no comprendemos lo que es un delito y muy pocas veces conocemos la existencia de las faltas contenidas en el Código Penal de nuestro país. Conocer el concepto de delitos y faltas te puede ayudar a saber en qué situaciones se puede requerir la interposición de una denuncia. 

Antes de adentrarnos en el concepto de delitos y faltas es importante mencionar que, desde los primeros años de la humanidad, se hizo necesario regular el comportamiento de los seres humanos en sociedad, esto con el fin de controlar los actos humanos lesivos y dañinos, de proteger a todo el grupo social y de resarcir a las víctimas de las conductas dañinas, esta es la razón del surgimiento del Derecho Penal, de los delitos y las faltas.

¿Qué es un delito?

La palabra delito parece derivar del vocablo latino delinquere, que significa apartarse del buen camino. Otros juristas sostienen que el origen de la palabra delito es el vocablo latino delictum, palabra con la cual los romanos, en tiempos de la República, distinguieron los delitos públicos de las demás sanciones impuestas por la ley. 

Francisco Carrara, uno de los principales exponentes de la Escuela Clásica del Derecho Penal, define el delito como ¨infracción de la ley del Estado, promulgada para proteger la seguridad de los ciudadanos, resultante de un acto externo del hombre, positivo o negativo, moralmente imputable y dañino. ¨ ¿Qué significa esta definición?

En primer lugar, el delito es una conducta humana, que puede ser de acción o de omisión, es decir puede ser de hacer o de no hacer, por ejemplo, matare, agrediere, dispare arma de fuego. 

En segundo lugar, el delito es una conducta humana prohibida expresamente por la ley, a esto se le conoce como tipificación del delito y corresponde a la descripción legal de la conducta humana que constituye un delito. Por ejemplo, encontramos la tipificación del homicidio en el artículo 123 del Código Penal. 

En tercer lugar, el delito es una conducta humana contraria al derecho, es decir que es una conducta antijurídica, porque existe una contradicción entre la conducta realizada y las exigencias del ordenamiento jurídico.

En cuarto lugar, el delito es una conducta humana que dañan y atentan contra valores y derechos protegidos por la sociedad, a estos valores protegidos se les conoce como bien jurídico tutelado. Si observas el Código Penal podrás darte cuenta que todos los delitos están agrupados en bienes jurídicos tutelados, por ejemplo, el delito de homicidio (artículo 123 del Código Penal) pertenece al bien jurídico tutelado de la vida y la integridad de las personas o el delito de robo (artículo 251 Código Penal) pertenece al bien jurídico tutelado del patrimonio de las personas. 

Es el Estado quien debe de proteger los bienes jurídicos tutelados, castigando e imponiendo penas a aquellas personas que ha dañado o menoscabado alguno de estos valores protegidos, a esta facultad que tiene el Estado de sancionar a los culpables de los delitos se le conoce como Ius Puniendi.

¿Qué es una falta?

 De manera similar a los delitos, las faltas también constituyen conductas humanas de acción u omisión, prohibidas expresamente por la ley y sancionadas por el Estado, en protección de valores y derechos protegidos, conocidos como bienes jurídicos tutelados.

La principal diferencia entre uno y otro radica en que las faltas son infracciones leves, que no causa una lesión grave en el bien jurídico tutelado, es decir que las faltas tienen menor intensidad criminosa. 

Las faltas son clasificadas de la siguiente manera en virtud de que no pueden catalogarse como delitos por no causan una lesión grave en el bien jurídico tutelado, pero tampoco pueden ser apartadas de la ley penal, debido a que son conductas humanas que causan un daño o menoscabo a los valores y derechos protegidos por el Estado.

¿Dónde se encuentran regulados los delitos y las faltas?

Ahora que ya conoces qué es un delito y qué es una falta seguramente te preguntarás ¿en dónde se encuentran establecidas estas conductas humanas prohibidas por la ley? 

Es importante mencionar que tanto los delitos como las faltas son regulados por las leyes penales, porque, como se mencionó anteriormente, esta rama del derecho actúa como un mecanismo de control social, regulando el comportamiento humano que puede resultar lesivo para la sociedad y sus integrantes. 

Los delitos se encuentran establecidos y tipificados en el Código Penal y las leyes penales especiales como la Ley contra la narcoactividad o la Ley contra el femicidio, mientras que las faltas se encuentran establecidas en el Libro Tercero del Código Penal, el cual comprende los artículos 480 al 499.

¿Cómo se encuentran compuestos los delitos y las faltas?

Seguramente sentirás curiosidad de observar los delitos establecidos en el Código Penal, para poder comprender de mejor manera cómo se encuentran establecidos los delitos y las faltas te explicaremos sus componentes.

Los sujetos del delito y la falta:

El sujeto activo del delito o de la falta es quien comete la acción u omisión.  El sujeto pasivo del delito o de la falta es sobre quien cae el daño o el peligro causado por la conducta del sujeto activo. 

Ahora conoceremos cómo es que se encuentran integrados los tipos delictivos y las faltas en nuestra legislación:

El verbo rector: El verbo rector consiste en la acción u omisión que se encuentra detallada en la ley, en este ejemplo el verbo rector sería “diere muerte”. En las faltas también existe un verbo rector, en este ejemplo podemos observar los siguientes verbos: causare, encontrando, hubiere.

El bien jurídico tutelado: Es el interés jurídicamente tutelado o protegido por el Estado y el interés jurídico que ha lesionado el hecho o la omisión. Tanto los delitos como las faltas se encuentran agrupados en distintos bienes jurídicos tutelados, en el ejemplo podemos observar que el delito de homicidio pertenece al bien jurídico tutelado de la vida y en el caso de la falta, podemos observar que el bien jurídico tutelado del artículo 481 del Código Penal es faltas contra las personas.

La sanción: Es la parte punible del delito o la falta, la ley siempre establecerá la pena en rangos, como se puede observar en el ejemplo.  Ya en el proceso penal, es el Tribunal de Sentencia Penal, en el caso de los delitos y el Juez de Paz Penal, en el caso de las faltas, el cual fijará la pena luego de haber analizado todas las circunstancias atenuantes o agravantes del hecho

¿Cuáles son las semejanzas y diferencias entre delito y falta?

Como seguramente habrás observado, los delitos y las faltas poseen ciertas semejanzas, ambos consisten en una conducta humana contraria a la ley, ambos se encuentran regulados por la ley penal, ambos atentan contra bienes jurídicos tutelados por el Estado, ambos son sancionados por el Estado y ambos pertenecen a la esfera del Derecho Penal. 

Ahora bien ¿Cuáles son sus diferencias? 

Los delitos son conocidos por los jueces de primera instancia penal y posteriormente por los tribunales de sentencia penal mientras que las faltas son conocidas por los jueces de paz penal. 

Los delitos siguen el proceso penal ordinario, mientras que las faltas siguen un proceso penal especial, regulado en el artículo 488 del Código Procesal Penal, conocido como el Juicio de Faltas. 

La pena de prisión es propia de los delitos, de conformidad con el Código Penal, esta no puede exceder de los 50 años.  Si observamos el ejemplo del delito de homicidio tipificado en el artículo 123 del Código Penal, nos daremos cuenta que la pena de este delito es de pena de prisión de 15 a 40 años.

Las faltas por el contrario únicamente son sancionadas con pena de arresto.  Si observamos el ejemplo de las faltas contra las buenas costumbres, contenidas en el artículo 489 del Código Penal nos daremos cuenta que la pena impuesta es pena de prisión de 10 a 50 días.

Las penas de arresto no pueden exceder de 60 días, según lo establecido en el artículo 45 del Código Penal y deben de ser cumplidas en lugares distintos a los lugares destinados para el cumplimiento de pena de prisión.

 

 

Bibliografía: 

Escobar, F. (2011). Compilaciones de derecho penal, parte general. Segunda Edición. Guatemala, Guatemala. Editorial Magna Terra.

Congreso de la República de Guatemala (1973) Decreto Legislativo número 17-73, Código Penal de Guatemala. Versión digital. 

Congreso de la República de Guatemala (1992) Decreto Legislativo número 51-92, Código Procesal Penal de Guatemala. Versión digital. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.