Sobre Los Amores No Correspondidos Y Lxs Casi Algo, Parte II

En “Sobre los Amores No Correspondidos y lxs Casi Algo, Parte II”, exploramos la complejidad de las relaciones sin etiquetas y los dolores asociados. Desentrañamos el concepto de los “casi algo”, destacando su impacto emocional, las señales confusas y la importancia de la responsabilidad afectiva. Aprendemos a afrontar las incertidumbres, a comunicarnos sin miedo y a priorizar nuestras necesidades emocionales para encontrar la fortaleza en medio del dolor, recordando siempre elegirnos a nosotros mismos.

La playlist temática que acompaña a la parte I ya fue actualizada con nuevas canciones, está disponible en Spotify: Click Aquí

En el capítulo anterior (el cual te recomiendo leer), explicaba que el amor es algo universal que está presente en muchas formas diferentes para ser expresado, también, explicaba la importancia de reconocer que las otras personas no están en obligación de amarnos, y que, las circunstancias hacen que a veces lo que sentimos no es mutuo. Sin embargo, eso no quiere decir que las personas que amamos no sientan algo por nosotros. 

En este nuevo capítulo, siempre dentro del marco de las relaciones sexoafectivas, hablaré sobre esas relaciones en las que pareciera que el sentimiento es mutuo, pero como siempre, las circunstancias hacen que esta relación no se concrete en “algo”, que suele ser lo que las personas buscan cuando se interesan románticamente en alguien.

La premisa central del siguiente texto es; “La ausencia de etiqueta no significa ausencia de vínculo” y le daremos un significado a estas relaciones, aprenderemos un par de técnicas para formar vínculos más sanos, aunque estos no lleguen a relaciones sexoafectivas y entenderemos por qué nos duele. 

No vamos a hablar a fondo sobre como sobrellevar mejor este dolor porque no existe una fórmula universal que ayude a todas las personas, si estas situaciones te afectan de una manera en la que crees que necesitás ayuda, no dudés en buscar la ayuda de alguien profesional.

Lxs casi algo

Para empezar, es importante entender el significado que gira en torno a este concepto que llamamos “Casi Algo”, esta expresión no está lo suficientemente estandarizada como para formar parte de un diccionario y cada persona que lea este artículo lo va a entender de manera diferente. Para mi puede significar algo, para vos puede el significado puede ser otro.

Vamos a entender esta figura del casi algo como una situación en la que dos personas tienen una relación que no llega a ser plenamente un noviazgo, pero, tampoco es solo una amistad.

Vamos a dividir también a los casi algo en dos grupos, los que por circunstancias de la vida la relación simplemente terminará de manera anticlimática, puede ser una muerte, una mudanza, que al final se dieron cuenta que siempre no y un gran número de variables. Estos son fáciles de entender, fáciles de asimilar porque algo lo impide, pero pueden ser igual de dolorosos. Luego, están los caóticos, hay que centrarnos en estos.

También es importante entender que una situación de “casi algo” suele girar alrededor de una gran cantidad de irresponsabilidades. Además, si lo pensamos a fondo, podremos notar lo incorrecto que es el nombre, pues al ser “casi algo” indica que en este momento somos nada, pero si convivís con esta persona, tienen experiencias juntos, vivencias y momentos íntimos, definitivamente son “algo”, aunque no lo hayan etiquetado. Es importante recordar eso, si son algo.

¿Entonces qué somos?

Seguramente has estado en alguna situación en la que te has preguntado eso a vos mismx. Te sorprenderá darte cuenta que se lo estás preguntando a la persona incorrecta y peor aún, te estás haciendo la pregunta incorrecta. Empezá a preguntarte a vos mismx ¿qué tipo de relación querés tener con esa persona?

El paso número dos es hablarlo directamente con tu vínculo sin etiqueta, probablemente sintás que no es fácil, como muchas otras cosas en la vida, no necesita ser fácil, pero si que es necesario, sino ¿cómo se supone que salgás de la duda? Pero tenés que estar atento a que existen muchas posibles respuestas

Es entendible que da miedo ser la persona que toma la iniciativa, la incertidumbre siempre se siente como saltar un barranco sin saber si sos capaz de llegar a la otra orilla, pero a veces toca perder ese miedo, o en todo caso, romper ese paradigma, ya que es importante para tu bienestar. Si la otra persona no la toma, hacelo vos. La capacidad de comunicarse es para usarla. Quedarse con la duda te va a doler más.

Aunque si estás en esta situación, es muy probable de que sea por una comunicación deficiente, pero no te alarmés, puede cambiar. Expresándose mejor y entendiendo mejor.

Imagen: Freepik

Las señales mixtas que significan no

Estos casi algo que son caóticos suelen enviar señales mixtas, porque a pesar de la convivencia, a pesar del vínculo formado, a pesar de las expresiones de afecto, nos confunden. A veces, con sus palabras nos hacen entender que quieren lo mismo que nosotros y con sus actos nos dan a entender que no, a veces es al revés. A esto le llamamos señales mixtas, porque son confusas, son ambivalentes y contradictorias.

La presencia de las cosas que nos hace pensar que la otra persona quiere lo mismo es lo que nos hace caer en este círculo vicioso, pero, necesitás poner las cosas en una balanza, por ejemplo; tal vez salen, tal vez han tenido citas ¿pero cuantas veces esta cita fue postpuesta? ¿Cuántas veces estas citas fueron fluidas sin que algo te confundiera?

Sos totalmente capaz de saber y entender la forma en que querés a esta persona, pero no es necesario que insistás a esta persona a que te quiera como querés que te quiera. Mereces algo mejor, no es necesario que seas el detective de estas señales mezcladas, la otra persona (o vos) pueden ser torpes para comunicarse, pero a pesar de eso, si alguien quiere algo te lo va a hacer entender, si no entendés lo que esa persona quiere, es probablemente que no quiera lo mismo.

Todo lo que no sea “sí”, es no.

¿Cómo le digo a mi casi algo qué es lo que quiero?

La mejor forma de hacerlo es ir directo al grano, si con esta persona ya están en esta situación de “casi algo” significa que puedes hacerlo, tal vez la otra persona te confunde con sus señales mixtas, aunque con esto ya te está diciendo mucho, pero, su forma deficiente para comunicarse no quiere decir que sea incapaz de responder a lo que le quieres plantear.

Pedir comida en un restaurante es mucho menos complejo que platicarle a alguien el tipo de relación que querés formar, pero la lógica es la misma, si tu comida la querés sin mayonesa la pedís así y ya. Se trata de decir lo que queres, lo que esperas y hacer tu propuesta, expresalo de la manera más clara y sencilla. Pero también tenés que escuchar lo que la otra persona tiene que decir.

La otra persona va a decidir y te hará saber sus respuestas, tal vez te dice que si, tal vez te dice que no o tal vez te dice que no sabe. Todas las respuestas son válidas ¿pero esto qué significa?

¿Mi casi algo tiene responsabilidad afectiva?

Hay muchas razones por las que nos va a doler, la más común es porque nuestras expectativas no fueron satisfechas. Es normal cometer el error de pensar que nuestra percepción del amor romántico es universal, especialmente si esta percepción fue construida con características que no pueden alterarse nunca, cuando nos enfrentamos a la realidad y nos damos cuenta de que las cosas no siempre son como esperamos, nos va a doler, es bueno desaprender, es bueno entender que puede pasar todo.

Además, a veces cometemos el error de idealizar la situación, también a la otra persona y no debemos olvidar que idealizar a alguien o algo, es condenarlo a que nos decepcione.

La confusión y la ambigüedad en esta situación influyen, porque por momentos pensábamos algo y llegamos a anhelar eso que pensábamos, aunque al final fuera todo lo contrario.

Otro factor importante es el deseo de validación y reconocimiento, esto es algo muy humano, cuando estos “casi algo” no se definen o reconocen en su totalidad, podemos llegar a pensar que nuestro valor emocional es nulo, pero esto no es así, solo es una idea que llegó porque estás viviendo el duelo que estas situaciones causan.

La incertidumbre sobre el futuro también puede causar ansiedad y contribuir al malestar que sientes por la situación, en estos casos es importante recordar que lo único que vale la pena mantener en la mente es el presente, el futuro no podemos controlarlo, el pasado ya no va a volver, pero lo que hagamos hoy es lo que cuenta. Decidí buscando tu bienestar.

También puede dolernos por el miedo al rechazo, de este no vamos a poder escapar nunca, otros factores pueden ser el miedo a la soledad o la dificultad para cerrar ciclos, pero estos temas son más amplios y muchas veces necesitarán ayuda profesional.

Cuando nos duele es por alguna o varias de estas razones, pero lo importante es recordar que ese dolor pasará, no va a ser eterno, al final vas a estar bien, pero siempre tenés que elegirte primero y tener la responsabilidad afectiva muy presente.

Imagen: Pexeles.com

En este viaje de explorar los laberintos emocionales de los “casi algo”, hemos aprendido que las etiquetas no definen nuestros vínculos y que la responsabilidad afectiva es fundamental. A través de la comunicación clara y la priorización de nuestras necesidades, descubrimos que el dolor de estas situaciones puede ser una oportunidad para el crecimiento personal. Recordemos siempre: elegirnos a nosotros mismos es el primer paso hacia el bienestar emocional.

La playlist temática que acompaña a la parte I ya fue actualizada con nuevas canciones, está disponible en Spotify: Click Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

¿Con cuánto tiempo de anticipación debo de avisar mi renuncia?

A lo largo de nuestras vidas, la mayoría hemos pasado por este escenario. Ya sea por diversas causas, crecimiento profesional, económico, nuevos retos, entre otros. Sin embargo, al estar cerca de poder dar la noticia a nuestros superiores, entran varias cuestionantes. Una de ellas es, ¿cuál es el tiempo de anticipación con el que debo de avisar?, acompáñanos en este artículo en el cual te explicaremos a grandes rasgos como se establece en el marco legal de nuestra República.
Leer más
Leer más

¿Cómo defenderse de los cobradores telefónicos?

Lucia es una guatemalteca promedio. Labora de sol a sol para poder hacerse de un salario que apenas, cubre las necesidades mínimas, suyas y de sus familiares. Para ella, llegar a su casa debería ser el símbolo del final de sus labores; sin embargo, el sonido del teléfono se está convirtiendo en una amarga costumbre. La tarea de evadir a los gestores de cobros.
Leer más