Teletrabajo, una modalidad no regulada

El teletrabajo, también conocido como “home office” es una modalidad de trabajo en donde, como su nombre lo indica, el trabajador desempeña sus funciones laborales desde el hogar a través de las nuevas tecnologías.

Fotografía: Ekaterina

El teletrabajo, también conocido como “home office” es una modalidad de trabajo en donde, como su nombre lo indica, el trabajador desempeña sus funciones laborales desde el hogar a través de las nuevas tecnologías. El teletrabajo ya se implementaba desde antes de la pandemia de COVID-19, sin embargo, por el virus que sacudió el mundo, los humanos nos vimos obligados a estar en confinamiento y el home office fue una alternativa para no detener por completo algunos comercios, negocios o empresas. 

El teletrabajo fue y sigue siendo una manera de seguir con las actividades comerciales. Sin embargo, esta modalidad es una nueva realidad para Guatemala, por ende esta no se encontraba regulada de ninguna manera. Lamentablemente, al no tener una base en donde fundamentarse, muchas personas han abusado de dicha modalidad para vulnerar los derechos que envuelven las relaciones laborales.

El mal actuar de los patronos en el teletrabajo

Algunos patronos no respetan los horarios laborales cuando los trabajadores se encuentran en la modalidad del teletrabajo, ya que, normalmente la idea errónea de los patronos es que si ellos se encuentran en la comodidad de sus hogares no tendrán problema los trabajadores en laborar desde las 7:00 AM hasta altas horas de la madrugada, lo cual es totalmente equívoco y atenta contra los derechos de los trabajadores, especialmente el de tener un horario laboral de 8 horas como máximo. Además, se debe considerar, que la modalidad del home office es realmente agotadora en temas de luz azul y pantallas alrededor durante mucho tiempo.

Otro problema que surge a raíz del teletrabajo es que algunos patronos piensan que esta modalidad es “más sencilla” de llevar y, por ende, sobrecargan de labores a sus trabajadores, ocasionando un desbalance en el rendimiento de cada uno de ellos.

Fuente: energpic

También, algunos patronos se rehúsan a ofrecerles el equipo necesario para que ellos puedan efectuar su trabajo, lo cual sabemos, que es obligación (según el artículo 61 literal d) del Código de Trabajo) del empleador otorgarles todas las herramientas y equipo necesario para que los trabajadores desempeñen sus labores. 

Además, al estar en home office, la mayoría de las personas de un hogar se mantienen en confinamiento por la situación sanitaria actual (hijos en clases virtuales y padres trabajando desde casa). Dentro del hogar suelen existir ruidos o distracciones que pueden afectar algunas labores o reuniones de trabajo y muchos patronos no son comprensivos.

El mal actuar de los trabajadores en el teletrabajo

Los trabajadores también pueden vulnerar los derechos de los patronos y faltar a sus obligaciones, actuando de mala fe. Un ejemplo de ello es, cuando la excusa para no efectuar las labores para las cuales fueron contratados, culpar a las fallas técnicas que no están en sus manos cuando en realidad, no existen en ese momento fallas de línea, internet o teléfono.También, utilizar el equipo y el tiempo de trabajo para uso ajeno de sus labores y dedicarse a sus asuntos personales, cuando existe prohibición expresa por parte del empleador de no hacerlo.

Aunque también pueden haber otros inconvenientes, que no recaen en manos ni del patrono ni del trabajador, como las fallas técnicas que los servicios de telefonía e internet pueden generar, ocasionando un retraso en los servicios que ofrece alguna empresa.

Fuente: Tima Mirosh

¿Existe interés por parte del Congreso de la República para darle un sostén jurídico a esta modalidad?

1 comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

¿Con cuánto tiempo de anticipación debo de avisar mi renuncia?

A lo largo de nuestras vidas, la mayoría hemos pasado por este escenario. Ya sea por diversas causas, crecimiento profesional, económico, nuevos retos, entre otros. Sin embargo, al estar cerca de poder dar la noticia a nuestros superiores, entran varias cuestionantes. Una de ellas es, ¿cuál es el tiempo de anticipación con el que debo de avisar?, acompáñanos en este artículo en el cual te explicaremos a grandes rasgos como se establece en el marco legal de nuestra República.
Leer más
Leer más

¿Cómo funciona la minería en Guatemala?

El origen de la minería recae sobre los habitantes prehispánicos que empezaban a utilizar algunos minerales y rocas para la fabricación de herramientas y artículos ostentosos. Para las sociedades antiguas, la adquisición y transformación de estas materias primas era importante, a tal grado, que actualmente se puede observar el nivel tecnológico
Leer más