Salud en Guatemala: Un sistema fragmentado y segmentado

Hablar del sistema de salud guatemalteco es adentrarse en un entramado complejo, donde la fragmentación y la segmentación, son los protagonistas de una realidad compleja y desafiante.

Hablar de sistemas de salud, en términos generales, implica referirse a una organización en la que distintos componentes interactúan de manera ordenada, coordinada y coherente para salvaguardar el bienestar de una población. En su esencia, un sistema de salud eficaz opera como un reloj suizo, donde cada componente trabaja en armonía para promover la salud, prevenir enfermedades y ofrecer cuidados de calidad. Sin embargo, en el caso de Guatemala, esta noción de cohesión y eficiencia parece distante.

Diversas clasificaciones internacionales han situado al sistema de salud guatemalteco en la categoría de “fragmentado” y “segmentado”, descripciones que revelan una realidad compleja y desafiante para el país. A continuación, exploraremos las razones detrás de esta caracterización y comprenderemos por qué en la práctica no contamos con un sistema de salud integral y equitativo:

Fragmentación del sistema de salud

Se dice que el sistema de salud guatemalteco es fragmentado, debido a que existen múltiples tipos de proveedores de servicios que no se coordinan ni trabajan hacia objetivos comunes. De esta manera, surgen fragmentos, también conocidos como subsistemas, que operan paralelamente, cada uno con su propia agenda.

Subsistema público:

  • Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS)
  • Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS)
  • Hospital de la Policía Nacional Civil
  • Servicios de instituciones públicas como el Banco de Guatemala, las municipalidades y otros
Fuente: Prensa Libre: Carlos Hernández

Subsistema privado:

Organizaciones lucrativas:

  • Clínicas privadas
  • Centros de diagnóstico
  • Hospitales
  • Farmacias, entre otros
Fuente: Hospitales La Paz

Organizaciones no lucrativas:

  • Fundaciones
  • Organizaciones no gubernamentales (ONG’s)
  • Clínicas parroquiales
Fuente: APROFAM

Subsistema comunitario:

  • Terapeutas tradicionales, presentes en todo el territorio nacional

Subsistema de prácticas poblacionales:

  • Acciones que individuos y familias llevan a cabo sin la intervención de terapeutas:
  • Unión de personas con la misma condición para apoyarse mutuamente
  • Prácticas de autocuidado para prevenir enfermedades
  • Decisión de utilizar medicamentos, bebidas u otras prácticas para recuperar la salud sin la participación de médicos u otros profesionales.
Fuente: ONU Mujeres

La falta de reconocimiento mutuo y, en ocasiones, la competencia entre estos subsistemas, exacerba la fragmentación del sistema de salud guatemalteco. Esta desconexión y falta de colaboración entre los diferentes actores obstaculizan la búsqueda de un objetivo común: construir un sistema de salud unificado y eficiente que atienda de manera efectiva las necesidades de salud de toda la población guatemalteca.

Segmentación del sistema de salud

Se considera que el sistema de salud en Guatemala es segmentado porque los servicios médicos, según su tipo, están dirigidos solo a ciertos grupos de población. Aunque en el papel la Constitución Política garantiza el derecho a la salud para todos, en la práctica, las personas acuden a una variedad de lugares y sistemas, influidos principalmente por su capacidad de pago y no por su estatus de ciudadanía.

La situación antes descrita tiene orígenes estructurales, pues la segmentación de la población, por razones económicas, es un rasgo que puede verse a todo nivel y ámbito en Guatemala: en la educación, en el tipo de transporte que se utiliza, en las condiciones de la vivienda, en la recreación, en el trabajo, etc. La salud no es la excepción, pues se ha configurado un sistema de provisión de servicios que es excluyente.

Por ejemplo, el MSPAS, que tiene a su cargo la atención de toda la población, cuenta con pocos recursos para su funcionamiento. Su presupuesto ha sido durante las últimas décadas, en promedio, un escaso 1-2% del PIB (uno de los menores gastos públicos de la región latinoamericana); no obstante, quienes utilizan sus servicios son, en su mayoría, personas en situación de pobreza. 

Fuente: IGSS

En el IGSS se atiende únicamente a los trabajadores formales que cotizan el seguro social y sus beneficiarios. Por su parte, las empresas privadas, de todo tipo y precio (hospitales, clínicas, etc.) atienden a la población de acuerdo a su capacidad de pago. Los servicios informales, como farmacias u otros proveedores populares, atienden igualmente a personas con capacidad de pago.

El sistema maya de medicina, que es ancestral y de profunda sabiduría, subsiste como una forma de provisión de atención integral que abarca aspectos espirituales. Al formar parte de la cultura de la población indígena guatemalteca, generalmente es utilizado por las comunidades rurales y de predominancia indígena. En este también se requiere realizar un copago, ya sea en dinero o en especie.

Fuente: FILAC

El papel del Ministerio de Salud: Incapacidad de liderazgo y rectoría

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), es el ente rector de la salud en el país y el responsable de llevar el liderazgo en todos sus procesos, definidos en las políticas de salud del gobierno. Sin embargo, su falta de liderazgo ha permitido la proliferación de múltiples subsistemas de salud que operan de manera independiente y descoordinada, generando una prestación de servicios fragmentada y segmentada, como se explicó anteriormente.

Fuente: Agencia Guatemalteca de Noticias

Entender la estructura y operación del Ministerio de Salud es crucial para desarrollar soluciones efectivas y sostenibles en materia de salud pública en Guatemala. Sin embargo, profundizar en esta explicación quedará reservado para una próxima columna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente responsabilidad de su autor. Revista Telégrafo firme con su compromiso de promover el pensamiento crítico y libertad de expresión en la sociedad guatemalteca, brinda espacios abiertos, auténticos y sin filtros para que personas de distintos sectores de la sociedad puedan expresarse, sin embargo, la publicación de este artículo no supone que el medio valide su argumentación o la verdad de sus conclusiones.
You May Also Like
Leer más

Graves consecuencias genéticas de la endogamia y el incesto

La endogamia según la Real Academia Española (RAE) es “la práctica de contraer matrimonio entre sí personas de ascendencia común” o “el cruzamiento entre individuos de una raza, comunidad o población aislada genéticamente.” Cabe recalcar que, dentro de la endogamia, por supuesto, encontramos también el incesto, que según la RAE es “la relación carnal entre parientes dentro de los grados en que está prohibido el matrimonio.”
Leer más
Leer más

El suicidio: un problema de salud pública

La base de datos que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre defunciones da cuenta de más de 10 mil suicidios en los últimos 35 años. Es decir, en promedio 312 personas decidieron quitarse la vida anualmente en Guatemala, desde 1986 hasta 2019, según las boletas de defunción que procesan los registros civiles, antes en las municipalidades y desde 2006 en el Registro Nacional de las Personas (RENAP) pero sin duda no es una cantidad sumamente específica.
Leer más